rottweiler

Publicidad

En el kilómetro 5 de la carretera de Villaverde a Vallecas, Madrid

Tres Rottweiler atacan a un anciano y le dejan los brazos y las piernas destrozados

Estaban sueltos cuando el anciano de 81 años paseaba por la zona. Los perros Rottweiler se consideran una raza peligrosa. SUMMA ha estabilizado al herido y lo han trasladado al Hospital de la Paz con pronóstico grave.

| Madrid
| 06.01.2019 13:11

Un hombre de 81 años ha resultado herido muy grave tras ser atacados por tres perros de raza Rottweiler mientras paseaba por la calle y que le han dejado los dos brazos en estado 'catastrófico', así como desgarros en las piernas, según fuentes de Emergencias 112 Comunidad de Madrid.

El suceso ha tenido lugar en el kilómetro 5 de la carretera de Villaverde a Vallecas, en la ciudad de Madrid.

Las mordeduras de los canes, que estaban sueltos cuando el octogenario paseaba por esta zona, han provocado que tenga los dos brazos en estado catastrófico y desgarros en ambas piernas.

A la zona se han desplazado sanitarios del SUMMA 112 que han estabilizado al herido y lo han trasladado al Hospital de La Paz, donde ha ingresado con pronóstico muy grave.

También se han personado efectivos de Policía Nacional y Policía Municipal. Será el Cuerpo municipal quien asume la investigación y realice las actuaciones pertinentes, dado que es el competente en lo relativo a las incidencias relacionadas con perros, según han explicado fuentes policiales.

Los perros Rottweiler están considerados dentro del grupo de razas de canes potencialmente peligrosas, según el decreto regional que transpone la normativa estatal en la materia fijada en el Real Decreto 287/2002. .

Los ejemplares que están dentro de la categoría de perros potencialmente peligrosos son Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffodshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu.

El último ataque grave de perros en la Comunidad de Madrid tuvo lugar a finales de noviembre en la localidad de Colmenar de la Oreja, cuando una madre y una hija murieron por las mordeduras provocadas por sus perros, dogos de burdeos mezclados con otras razas (y que fueron posteriormente sacrificados).

Publicidad