Camarero secuestrado

Así fue el rescate del camarero secuestrado y torturado durante cuatro días en Marbella

Los autores se dedicaban a la organización de fiestas ilegales en villas de lujo por toda la Costa del Sol, y donde exponían al rehén ante los asistentes como parte de un "espectáculo".

Publicidad

La Guardia Civil de Marbella ha detenido a tres personas por secuestrar, herir y vejar a un camarero que trabajaba para ellos en fiestas ilegales con drogas y armas y al que exhibían a los asistentes a estos eventos para burlarse de él, haciéndole heridas y simulando su asesinato.

La operación denominada 'Marbellus', comenzó cuando la víctima, "plagado de heridas y hematomas" llegó al cuartel de la Guardia Civil de San Juan de Aznalfarache (Sevilla) para denunciar que había sido retenido en Marbella durante cuatro días contra su voluntad, exigiéndole un pago de 10.000 euros para su liberación.

Los detenidos organizaban fiestas ilegales en villas de lujo por toda la Costa del Sol, donde eran frecuentes drogas y armas, y la víctima consiguió huir "lleno de heridas y hematomas" hasta Sevilla, donde denunció los hechos en un cuartel.

El secuestro se produjo cuando uno de los organizadores le acusó de haberle sustraído dinero de la recaudación, por lo que fue retenido y golpeado, perdiendo incluso la conciencia. La víctima fue trasladada a varias fiestas en villas, en las que incluso le expusieron a los asistente maniatado y amordazado como parte de un "espectáculo" en el que simulaban detonaciones de armas de fuego al hacer explotar globos junto a él.

El hombre consiguió que su padre le ingresara en su cuenta los 10.000 euros que le exigían los captures, por lo que se trasladaron a varios cajeros de Marbella para sacar el dinero.

En un despiste, la víctima logró quitarse las bridas con las que estaba maniatado y escapó con su coche empotrándolo contra la puerta del garaje en el que estaba secuestrado y se dirigió hacia San Juan de Aznalfarache, donde denunció los hechos.

Aunque no se descartan más detenciones, en los registros los agentes han hallado drogas, bombonas cargadas de óxido nitroso, documentación falsificada y armas.

Publicidad