El centro comercial donde iba a tener lugar el intercambio

Publicidad

HACE UN MES LA FAMILIA YA PAGÓ 1.200 EUROS POR OTRO FALSO RESCATE

Tres detenidos en Alicante por simular el secuestro de uno de ellos y pedir 5.000 euros de rescate a un familiar

Los detenidos son dos hombres de 40 años y a una mujer, de 34 años, que necesitaban el dinero por una deuda con las drogas de uno de ellos, que hace un mes ya cobró 1.200 euros de otro falso secuestro.

EP | Madrid
| 31.07.2017 11:33

La Guardia Civil de Alicante ha detenido a dos hombres de 40 años, y a una mujer de 34 años por simular el secuestro de uno de ellos, que tenía deudas con las drogas, y pedir a un familiar 5.000 euros por su liberación, según ha informado la Benemérita en un comunicado en el que ha señalado que no era la primera vez que el detenido simulaba estar secuestrado, ya que su familia pagó hace un mes 1.200 euros por otro falso secuestro.

La operación comenzó cuando la Guardia Civil de La Vila Joiosa, Alicante, recibió una llamada telefónica de un hombre que residía en Toledo y que estaba "muy preocupado" porque habían secuestrado a su sobrino al que tenían retenido en Benidorm y por el que pedían un rescate de 5.000 euros.

El hombre explicó a los agentes que había recibido varias llamadas de su sobrino en las que le pedía "bastante apurado y nervioso", que pagara lo que sus secuestradores le pedían porque eran gente "muy peligrosa" y, si no hacía lo que ellos le decían, "le iban a matar".

El Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de La Vila Joiosa asesoró al tío del secuestrado y fijó con los secuestradores, como punto de intercambio del dinero, un conocido centro comercial de Finestrat. Allí, los agentes establecieron en la zona un dispositivo formado por 12 agentes de paisano y 4 coches camuflados que cubrían todas las entradas y salidas del lugar.

Cuando aparecieron los dos hombres y la mujer, los agentes se dieron cuenta de que uno de estos hombres era el supuesto secuestrado que "no parecía estar demasiado preocupado, ni atemorizado, ni siquiera aparentaba estar allí retenido en contra de su voluntad", sino que se estaba "tranquilo e incluso iba bien vestido y aseado". Los agentes abordaron a estas tres personas y la supuesta víctima del secuestro admitió a los agentes que lo había organizado todo porque tenía deudas de droga y necesitaba el dinero de su familia para saldarlas. Además, ésta no era la primera vez que lo hacía, ya que hace un mes sus familiares pagaron ya un primer "rescate" de 1.200 euros, también en la localidad de Benidorm, lugar donde residen habitualmente sus supuestos captores, con los que orquesta sus secuestros.

Los detenidos, a los que se les imputa un delito de simulación de secuestro, ya han sido puestos a disposición judicial y han quedado en libertad provisional con cargos, según las mismas fuentes.

Publicidad