Tres años después de su desaparición, el Auditorio Municipal de Monesterio, en Badajoz, rinde homenaje a Manuela Chavero, la vecina de la localidad que desapareció sin dejar rastro.

Emilia Chavero, la hermana de Manuela, no pierde la esperanza y confía en una pronta resolución del caso y, además, con un "final feliz". "Esto es duro, pero nos ha tocado, y dentro de lo malo, lo bueno que tenemos es que la UCO está aquí. Y lo van a conseguir", ha señalado este sábado Emilia, en declaraciones a los medios con motivo del acto de homenaje y recuerdo hacia Manoli, que es como se conoce a esta vecina que tenía 42 años cuando desaparición, que ha sido organizado por el ayuntamiento.

"Ya mismo vamos a saber quién se la llevó", ha asegurado la hermana de la desaparecida, quien no pierde la esperanza en que la investigación que mantiene abierta la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil aporte pronto algún indicio sobre lo ocurrido.

Tras tres años, aún mantiene las esperanzas de volver a ver a su hermana con vida. "Estoy deseando encontrarla y encontrarla bien. Yo quiero un final feliz", ha dicho Emilia, que asegura que estas "fuerzas" las saca del trabajo y el apoyo que le prestan desde la Comandancia de la Guardia Civil de Badajoz, del alcalde de la localidad, Antonio Garrote, y de la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, que ha asistido al acto celebrado este sábado.

Manuela Chavero tenía 42 años cuando desapareció en 2016. Su casa, donde se encontraba sola, tenía la puerta cerrada pero las luces y la televisión estaban encendidas y sobre una mesa se encontraban el móvil y las llaves de la casa, además de toda su documentación personal.

Desde aquel 5 de julio de 2016 no se ha vuelto a tener noticias de ella, a pesar de las batidas realizadas por familiares, vecinos y voluntarios, y a la implicación de la Fundación QSD y la Guardia Civil.

En el tercer aniversario de su desaparición, el municipio de Monesterio rinde homenaje a Manuela Chavero, con el objetivo de apoyar a su familia.