Publicidad

Empleo

Los trabajadores mayores de 50 años recuperan el nivel de empleo que tenían antes de la pandemia del coronavirus

Por el contrario, los jóvenes menores de 25 años han perdido 1 de cada 4 puestos de trabajo de los que tenían durante el 2020. Por comunidades, Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, Aragón, La Rioja y Castilla y León son las que menos empleo han destruido.

Los trabajadores mayores de 50 años ya han recuperado el nivel de empleo que tenían antes de la pandemia del coronavirus, según un informe de Asempleo publicado este lunes. El mismo informe afirma que los jóvenes menores de 25 años han perdido 1 de cada 4 puestos de trabajo de los que tenían durante la crisis.

Al término del año 2020 había más personas mayores de 50 años trabajando, un total de 6,35 millones de personas que, a finales de 2019, cuando la cifra de ocupados mayores de 50 rondaba los 6,33 millones. La patronal de agencias privadas de empleo subraya que el impacto de la COVID-19 por edades no ha sido proporcionado y que el colectivo joven se ha visto más afectado por la crisis.

La razón se encuentra en los tipos de contratos, que han sido temporales en su mayoría. También se debe a que los jóvenes están trabajando en los sectores más sacudidos por el virus y las restricciones. El informe de Asempleo detalla que 2 de cada 3 jóvenes tiene un empleo temporal, lo que supone el 67,4%, frente al 14,3% de los mayores de 50, colectivo donde el 4,7% perdió su puesto de trabajo durante el transcurso de 2020.

"El impacto negativo de los shocks económicos sobre el empleo se ve atenuado por la seguridad del empleo indefinido y éste es más frecuente entre asalariados de más edad en detrimento de los jóvenes", asegura Asempleo.

Mayor destrucción de empleo en regiones con actividad vinculada al turismo

Asimismo, el 51,3% de los jóvenes menores de 25 años están empleados en hostelería, comercio y otras actividades de ocio. Un porcentaje que se reduce hasta el 27,9% entre la población mayor de 50.

Por otro lado, las comunidades con trabajadores más envejecidos destruyen menos empleo. De este modo, Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, Aragón, La Rioja y Castilla y León, donde los ocupados mayores de 50 cuentan con una mayor proporción son las que han mostrado mayor resiliencia durante el pasado año. En el otro extremo se encuentran Cataluña, Canarias y Baleares, las regiones que más empleo destruyeron.

Publicidad