Gran Canaria

Un trabajador muere por una descarga eléctrica mientras manipula un cuadro eléctrico en Gran Canaria

El trabajador entró en parada cardiorrespiratoria y los servicios de emergencia no pudieron hacer nada por salvar su vida.

Marmolejo, el pueblo que baja los plomos

Publicidad

Un trabajador de 46 años ha muerto al sufrir una descarga eléctrica mientras manipulaba un cuadro eléctrico en Gran Canaria. El suceso ha ocurrido en la Avenida de Menceyes, en el municipio canario de San Bartolomé de Tirajana sobre las 12:00 de este viernes.

Tras recibir la alerta, el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) del Gobierno de Canarias activó de forma inmediata los recursos de emergencia necesarios.

Muere por una descarga eléctrica

Según ha explicado el Gobierno canario, el afectado se encontraba en parada cardiorrespiratoria, por lo que un médico de la Unidad del Servicio de Urgencias (SUC) presente en la sala operativa, prestó teleasistencia a los compañeros del afectado.

Asimismo, personal del SUC comenzó a realizar maniobras de reanimación cardiopulmonar básicas y avanzadas sin obtener resultado, confirmando más tarde el fallecimiento del hombre.

Más tarde, efectivos del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento de San Bartolomé de Tirajana aseguraron la zona y colaboraron con el resto de los recursos de emergencias. Finalmente la Policía Nacional custodió el cuerpo del fallecido hasta la llegada de la autoridad judicial y realizan las diligencias correspondientes.

Por su parte, agentes de la Policía Local intervinieron en el dispositivo desplegado en el lugar.

Pierde la vida al electrocutarse por un cargador móvil

Hace pocos meses, una niña de 2 años también falleció después de recibir una descarga eléctrica al tocar el cargador de un teléfono móvil. Ocurrió en Brasil, en el municipio de Erere, en el noreste del país. La pequeña fue trasladada con urgencia y en estado crítico al hospital más cercano, pero lamentablemente al poco tiempo de llegar al hospital perdió la vida.

Otro menor de 11 años perdió la vida por la misma razón en la ciudad de Santarém en la región brasileña de Pará hace un año. El niño estaba usando el teléfono móvil mientras lo cargaba cuando el dispositivo soltó una descarga eléctrica que resultó ser mortal.

Publicidad