El Ayuntamiento de Totalán tiene previsto transformar la zona del Cerro de la Corona donde murió Julen, el niño de dos años que cayó a un pozo de esta localidad malagueña.

El equipo de Gobierno tenía previsto llevar a cabo unas obras en el lugar para "mejorar los accesos al Dolmen del Cerro de la Corona y ponerlo en valor para incrementar las visitas turísticas". Sin embargo estos trabajos, que iban a arrancar el pasado 8 de enero, tuvieron que aplazarse por el rescate de Julen.

Durante dos semanas, el Cerro de la Corona se convirtió en el epicentro de la noticia. Fueron 15 días en los que toda España y parte del mundo permaneció atenta a las informaciones que venían desde Totalán acerca del rescate de Julen.

Por ello, los planes del Ayuntamiento de Totalán han cambiado. Según recoge el medio 'La Opinión de Málaga', el regidor de la ciudad, Miguel Ángel Escaño cree que el Dolmen queda ahora en un "segundo plano" y avanza que el Consistorio se plantea ahora convertir esa "zona cero" en un recinto visitable.

De esta manera, pretenden hacer un homenaje al pequeño y a todos los voluntarios que "dieron la mejor lección de solidaridad posible".

Escaño indica que algunos vecinos ya han propuesto la colocación de un monumento a la Brigada Central de Salvamento Minero y al resto de agrupaciones que hicieron posible la localización del niño, pero también ha llegado la propuesta de la construcción de "una especie de parque infantil" a modo de homenaje al niño.

Según explica el regidor en 'La Opinión de Málaga', los días posteriores a la difusión de la búsqueda de Julen las propuestas para dar contenido a la 'zona cero' se han disparado.