La crisis económica ha disparado los casos de abandono animal.

Publicidad

Abandono animal

La mitad de los perros que se regalen en Navidad serán abandonados

La Real Sociedad Canina (RSCE) pone en marcha una campaña para evitar el abandono de perros después de las fiestas de Navidad y concienciar a la población sobre la responsabilidad de tener un animal.

La Real Sociedad Canina (RSCE) ha puesto en marcha una campaña de concienciación de cara a las fiestas de Navidad para evitar el regalo de perros por capricho y alerta sobre la responsabilidad de mantener un animal.

Los perros no son un regalo para la Navidad, así lo cree la RSCE y por ello ha iniciado una proyecto para evitar el abandono de perros después de las fiestas en España, uno de los países de Europa con la mayor tasa en abandono de canes. Según los últimos datos de la Fundación Affinity, más de 183.000 perros fueron abandonados en las calles en 2019, un total de 300.000 si incluimos a los gatos.

Perros para el confinamiento

La llegada de la pandemia del coronavirus el pasado mes de marzo incrementó el número la demanda de perros en comparación con años anteriores, algo que derivó en un aumento del 25% del abandono de los perros al final del confinamiento tan solo dos meses después.

La organización quiere evitar esta situación, unas fiestas navideñas en plena pandemia de la covid-19 donde el regalo estrella sea un cachorrito. "En esta Navidad tan inusual con la que cerramos un año muy complicado para todos, debemos ser conscientes más que nunca de las decisiones que tomamos y si estamos preparados para ellas. Tener un perro no es un juego", afirma el presidente de la RSCE, Julián Hernández, quien afirma el beneficio "incalculable" de tener un perro a pesar de ser "algo costoso".

'Para toda la vida'

La Real Sociedad Canina denuncia que la mitad de los cachorros regalados por Navidad serán abandonados por el propietario debido a la falta de concienciación sobre responsabilidades que conlleva mantener a un animal de compañía en el propio domicilio. La organización alerta sobre el riesgo de regalar animales como capricho y no por un compromiso real. La campaña 'Para toda la vida' pretende concienciar a la población sobre los cuidados necesarios para los animales, pues "no es un regalo de Navidad" sino "para toda la vida", recalca la sociedad.

La RSCE da cuenta de la inversión económica necesaria para mantener a un perro en casa para aportarle una vida digna: "Tener un perro exige un compromiso, no solo afectivo, sino también económico pues de media mantenerlo cuesta unos 1.250 euros al año, entre alimentación, veterinario, peluquería y demás cuidados", afirma.

Otra de las claves de la campaña es la información sobre las características y el carácter del animal, pues estas a veces no son compatibles con la vida del comprador. Como revela el estudio de la Fundación Affinity, el segundo motivo más común de abandono en animales en España son los problemas con el comportamiento del animal, el 13,2% frente a un 6,1% que alude falta de tiempo o espacio.

Un cachorro por Navidad

"Adoptar o comprar un animal nunca debe ser un impulso", opina Celia, la presidenta de la Asociación Abrazo Animal. En la organización viven cómo antes de la temporada de navidad "se empieza a notar" la demanda de perros para regalar y sobre todo cachorros.

"A veces vienen familias primerizas pidiéndote un cachorro para sus hijos, no están interesados en animales adultos porque dicen querer criar desde cero el animal y luego en la época de verano muchos de estos animales vuelven a ser abandonados", cuenta Celia. Para evitar esta situación, la asociación realiza un cuestionario de pre-adopción para conocer la situación real de las familias e insiste en pasar un tiempo con los animales en el propio centro de acogida y así comprobar si son aptos para la adopción.

La asociación realiza más de 40 adopciones al mes y esta estrategia ha tenido efectos positivos: "A veces llegan familias que quieren un cachorro pero luego ven que por sus situación es mejor un perro adulto o se percatan de que no pueden tener en ese momento animales en sus casas".

La Asociación Abrazo Animal gestiona el centro de atención animal del Ayuntamiento de las Rozas de Madrid, y han sido conscientes del abandono animal después del confinamiento: "Es muy importante la tenencia responsable, concienciar al futuro propietario de las necesidades tanto físicas como psíquicas del animal y del futuro gasto veterinario", explica Celia.

Publicidad