La Policía busca a los ocupantes del coche que consiguieron huir tras una persecución policial. Los agentes de policía que intentaban interceptar el vehículo efectuaron cuatro disparos después de que el conductor intentara atropellar a un oficial de Policía local de Marbella. En la persecución el conductor del vehículo se saltó varios semáforos en rojo y superó en ocasiones los 200 km por hora.

Los hechos ocurrieron este jueves hacia las 6 y media de la mañana en la zona de Puerto Banús, después de que una patrulla comenzara a seguir a un conductor que circulaba de forma temeraria, haciendo trompos -giros indebidos- y participando en carreras. Los investigadores comprobaron que el vehículo había sido robado el mes de junio en Francia.

El coche, con una rueda pinchada tras haberle alcanzado uno de los disparos, terminó estrellado contra la median en la Cala de Mijas. Los ocupantes abandonaron el turismo y acabaron huyendo.