Intoxicación

El testimonio de los vecinos tras la intoxicación en Azuqueca de Henares "Oí ruidos y es que estaban rompiendo los cristales"

Las autoridades investigan la muerte de una chica de 15 años y la intoxicación de ocho personas en Azuqueca de Henares. Muchos de los vecinos de la zona escucharon lo ocurrido desde sus casas.

Publicidad

La Guardia Civil localizó a siete jovenes inconscientes en el interior de un local abandonado en Azuqueca de Henares, en Guadalajara. Una chica de 15 años falleció y ocho personas, dos de ellas pertenecientes a la Guardia Civil, resultaron intoxicadas por monóxido de carbono. Los agentes dieron con los jóvenes gracias a la localización del móvil de uno de ellos.

La madrugada de este 1 de noviembre ha sido complicada para los vecinos de Azuqueca de Henares, en Guadalajara. En torno a las 00:48 horas, el 112 recibió el aviso de la familia de uno de los jóvenes. Preocupados porque su hijo no había regresado a casa y porque no le podían localizar decidieron dar la voz de alarma. Gracias a que aportaron la última localización del teléfono móvil del joven, la Guardia Civil dio con ellos.

Encontrados en un local abandonado

Cuando la Guardia Civil llegó al local de Azuqueca de Henares pudo observar por la ventana los cuerpos de los jóvenes tendidos en su interior. Decidieron romper los cristales para entrar y se los encontraron inconscientes. Todos fueron trasladados al Hospital Universitario de Guadalajara, excepto una de las menores de 15 años a la que se trasladó en UVI al Hospital Príncipe Felipe de Alcalá de Henares. Los dos primeros guardias civiles que accedieron al local también necesitaron asistencia médica.

Se investiga lo ocurrido

Las primeras investigaciones apuntan a que puede que la intoxicación se produjera por los gases emanados por un generador alimentado por combustible.

Algunos vecinos fueron testigos

Los vecinos de la zona aseguran haber pasado una noche complicada al escuchar lo que sucedió. "El hombre empezó a correr por aquí desesperado y la señora llegó un momento en que se quiso desplomar" explica uno de los vecinos refiriéndose a los padres que dieron el aviso a la Guardia Civil y que se desplazaron hasta el lugar.

"Oí ruidos y es que estaban rompiendo los cristales para que saliera el gas o lo que fuese" confiesa otra vecina que no esperaba lo que ocurrió porque el lugar llevaba mucho tiempo cerrado.

Publicidad