Terremoto La Palma

Un terremoto de magnitud 4,3 sacude La Palma, el temblor más intenso desde el inicio de la erupción del volcán

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) indica que un terremoto de 4,3 grados ha sacudido la isla de La Palma. Se ha localizado en el suroeste de Villa de Mazo y desde el inicio de la erupción del Cumbre Vieja ha sido el temblor más intenso que se ha registrado.

En resumen

Publicidad

Este jueves un terremoto de 4,3 grados y a una profundidad de 35 kilómetros ha sacudida la isla de La Palma, según indica el Instituto Geográfico Nacional (IGN). El temblor sísmico se ha localizado en el suroeste de Villa de Mazo y desde el inicio de la erupción volcánica de La Palma 2021 en Cumbre Vieja ha sido el temblor más intenso que se ha registrado en la isla, así como el más profundo.

El último terremoto localizado en La Palma de mayor magnitud, 3,5 grados, se ha producido este jueves sobre las 7:00 horas y en lo que va de día se han registrado en la isla más de 60 movimientos sísmicos. Por su parte, los científicos indican que se debe a reajustes del magma e insisten en que se debe a una fase estromboliana normal del volcán.

16 terremotos durante la noche

Además, informan que durante esta noche se han registrado un total de 16 seísmos en La Palma en el entorno de la erupción del volcán Cumbre Vieja, 5 de ellos de magnitudes superiores a 3 (mbLg). Este miércoles se localizaron más de medio centenar de sismos, el mayor de 3,7 grados, que sintieron con intensidad en numerosos núcleos de El Paso, Villa de Mazo, Breña Baja, Los Llanos de Aridane, Breña Alta, Santa Cruz de La Palma, Tazacorte y Puntallana.

Asimismo, señalan que estos movimientos sentidos por la población podrían originar pequeños derrumbes de la colada en zonas de pendiente. Mientras, el volcán presenta comportamientos constantes y la lava discurre por una única colada de forma fluida.

El delta continúa creciendo

Por otro lado, el delta de lava que se ha ido formando desde que el magma entró en contacto con el mar en La Palma continúa creciendo en dirección norte-sur con una superficie de casi 38 hectáreas.

De acuerdo con el último informe de situación del Departamento de Seguridad Nacional, que usa como fuentes al Gobierno de Canarias, la Dirección General de Protección Civil y el Instituto Geográfico Nacional, recuerda que se ha formado un tubo lávico que permite la salida directa de lava al mar, "lo que consigue que el ancho de la colada no aumente y no afecte a más construcciones". Hasta el momento, la superficie afectada por las coladas de lava es de casi 422 hectáreas.

Publicidad