Publicidad

Detención Pablo Hasél

Dos Mossos heridos de una pedrada en la cabeza en la tercera noche consecutiva de disturbios tras la detención de Pablo Hasél

La violencia en las calles tras las protestas por la detención del rapero Pablo Hasél no cesa y esta noche se han vuelto a registrar graves disturbios en Barcelona, Tarragona y Valencia.

En resumen

Por tercera noche consecutiva, las calles de varias ciudades españolas se convierten en auténticos campos de batalla en el marco de las protestas por la detención del rapero Pablo Hasél que finalizan con graves disturbios violentos que han dejado imágenes de terror en las que se ven pedradas a los Mossos, a un joven subiéndose al coche de los agentes...

A causa de los disturbios registrados en las últimas horas, dos agentes de los Mossos d'Esquadra han resultado heridos de una pedrada en la cabeza en las protestas en Barcelona, donde también han sido atendidas otras dos personas con lesiones, mientras que en Valencia hay al menos un herido.

Barakaldo ha sido el único punto de protesta esta noche en el que la manifestación ha transcurrido sin incidentes. En Barcelona, Tarragonza, Sabadell y Valencia de nuevo se han visto imágenes de quema de contenedores, barricadas, carreras y cargas policiales.

Se han registrado ocho detenciones en Barcelona por desórdenes públicos, al participar en el lanzamiento de objetos y actos vandálicos, y los arrestos han tenido lugar: tres en el pasaje Pla con Bruc, dos en Roger de Lluria con Mallorca, dos en Mallorca con Diagonal y uno en paseo Sant Joan también con Diagonal.

Las protestas en esta tercera jornada han ido más allá del clamor por la libertad de expresión y el apoyo a Hásel: en Barcelona han centrado también sus iras en la actuación de los antidisturbios de los Mossos en las dos noches precedentes, que se saldaron con una cincuentena de detenidos y una joven que ha perdido la visión de un ojo supuestamente por el disparo de un proyectil de foam.

En libertad 31 de los detenidos en la noche del miércoles

Durante la segunda noche de disturbios tras las protestas por la detención de Pablo Hasél se detuvo a más de 40 personas de las que 31 ya están en libertad.

El juzgado de Instrucción número 4 de Barcelona en funciones de guardia ha decretado el ingreso en prisión de uno de los detenidos, mientras que el Juzgado de Instrucción número 46 de Madrid, ha acordado la libertad de las 13 personas mayores de edad, sin medida cautelar alguna, detenidas por la Policía Nacional y serán investigados por la supuesta comisión del delito de atentado a la autoridad.

Publicidad