UNA CICLOGÉNESIS SE APROXIMA A VALENCIA

El temporal de lluvias deja carreteras cortadas y ríos desbordados en Cataluña y Valencia

La Generalitat mantiene activado el plan de inundaciones debido a las fuertes lluvias caídas durante el fin de semana, que han dejado ríos desbordados y numerosas carreteras cortadas. En Valencia las lluvias han causado numerosos problemas aunque los expertos advierten de que lo peor está por llegar.

Publicidad

El norte de la provincia de Castellón ha sido la zona más afectada por las lluvias durante la mañana de este domingo en la Comunidad Valenciana, que han dejado en puntos como Xert cerca de 50 litros por metro cuadrado.

Según ha indicado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la zona más afectada ha sido el Baix Maestrat, con esos 49,6 litros en Xert; Cervera del Maestre, con 46,4 litros; Torreblanca, con 31,8 o Traiguera, con 27,8.

También la capital, Castellón de la Plana, ha recogido una cantidad significativa, con 25,8; así como puntos del interior de la provincia, como Benafigos, con 27,6 litros o Fredes, con 25.

Estas lluvias también han causado algunos problemas, sobre todo, en localidades costeras. Peñíscola y Vinarós son dos de las más afectadas, con carreteras cortadas y zonas inundadas. En el caso de Peníscola, el consistorio ha informado en Twitter que se han cortado varios viales, como el que une la localidad con Benicarló, y la conexión con la AP-7.

En cuanto a Vinarós, tanto el barranco de Aiguaoliva como el río Cèrvol bajan con fuerza e incluso por encima de carreteras que los cruzan. El consistorio ha pedido en Twitter que los ciudadanos utilicen las vías principales para ir hacia Benicarló

Lluvia en Valencia y en el circuito

No solo ha llovido en la provincia de Castellón, también en Valencia, donde en la capital han caído 15,8 litros, o en Buñol, con siete litros. Asimismo, la lluvia también ha hecho acto de presencia en el Circuit Ricardo Tormo, donde se está celebrando el Gran Premio Motul de la Comunitat Valenciana.

Ríos desbordados e inundaciones en Cataluña

El temporal de lluvias que azota Cataluña, en uno de los otoños con más precipitaciones de los últimos años, ha desbordado ríos, ha cortado carreteras y ha provocado inundaciones, que han obligado a evacuar algunas viviendas en Girona, donde el agua llegaba al metro de altura.

La Generalitat mantiene en activo el plan de inundaciones Inuncat debido a este episodio de lluvias, que ha acumulado hasta 170 litros por metro cuadrado en Navata (Girona) y que se prevé que remita esta madrugada, si bien el caudal de los ríos en Girona se mantendrá al límite, por lo que se recomienda no pasar por rieras.

Los Bomberos de la Generalitat han evacuado esta tarde a una veintena de vecinos de la calle Aduana de Figueres, donde las fuertes lluvias han provocado el desbordamiento del río Manol y la inundación de sus viviendas. Con la ayuda de una autoescalera y de los equipos subacuáticos, los Bomberos han rescatado a los vecinos de esta calle, que da al campo de fútbol de Vilatenim, que han visto cómo el desbordamiento del río Manol ha provocado que el agua alcanzara más de un metro de altura en la planta baja de sus casas. Los 21 vecinos han sido trasladados a las instalaciones del Consell Municipal, según ha informado el Ayuntamiento de Figueres.

También en Figueres, más de 20 personas con discapacidad de la residencia Les Acàcies han tenido que dejar este centro para ser acogidos en un centro hospitalario, como medida de precaución, ya que el centro se encuentra en una zona inundable.

En Mieres (Girona), seis familias han quedado atrapadas en una casa de colonias y, tras comunicar su situación a los Mossos d'Esquadra, han decidido posponer su vuelta a Barcelona hasta mañana.

Hasta las 17:00 horas de la tarde, el teléfono de emergencias 112 había recibido 497 llamadas por el temporal de lluvia, lo que ha derivado en 309 servicios por parte de los Bomberos, especialmente en las comarcas gerundenses del Alt Empordà, Baix Empordà, Selva y Gironès, que han acumulado 258 actuaciones por inundaciones de calles y vías.

En Girona, los ríos que llevan un caudal más elevado y que todavía puede crecer en las próximas horas son el Manol y el Llobregat de la Muga, además del Daró, el Onyar y el Fluvià.

El temporal de lluvia ha afectado a 25 tramos de carreteras, de las que 16 han sido cortadas, entre ellas la C-66 en Corçà, la C-31 en Ulà, la GI-674 en Caldes de Malavella y Llagostera y la GI-681 en Tossa de Mar. De hecho, los servicios de emergencias han hecho un llamamiento a la población para extremar la precaución al volante y que se evitaran los desplazamientos en la provincia de Girona, especialmente por caminos y vías secundarias, debido a que muchas de estas rutas están impracticables por las lluvias.

El conseller de Interior, Miquel Buch, que se ha desplazado a Girona para seguir en primera línea los efectos del temporal, ha denunciado una quincena de "irresponsabilidades" cometidas por ciudadanos en diferentes puntos al intentar cruzar con sus vehículos pasos que estaban cerrados por inundación. Buch ha explicado que los Bomberos han tenido que intervenir en todos estos casos y ha reprendido a los conductores que han intentado pasar por vías cerradas por la lluvia: "Si un acceso está cerrado es por su vida". "Que nadie pase la línea de seguridad de los Mossos o Bomberos, que nadie quiera ser más que nadie", ha pedido el conseller, que ha reclamado a la ciudadanía que siga los avisos e indicaciones de las fuerzas de seguridad y servicios de emergencia.

Publicidad