Un taxista avisa a los servicios de emergencias de un accidente de tráfico sin saber que la hija de sus primeros, de 17 años, era una de las ocupantes del vehículo.

Al parecer, los jóvenes eran del municipio salmantino de Alba de Tormes, desde donde se habían desplazado a la localidad de Santa Ana para disfrutar de las fiestas de verano. El servicio de Emergencias 112 ha confirmado que los jóvenes fallecidos son una chica de 17 años y dos chicos de 17 y 20 años, mientras que los heridos son una mujer de 29 años y dos chicos de 19 y 25 años.

Todos viajaban a bordo de un turismo Renault Megane, de cinco plazas, por lo que la Guardia Civil investiga las circunstancias en que se ha producido el accidente y la utilización de los mecanismos de sujeción por parte de los ocupantes.