Irene Montero campaña LGBTI

El Supremo rechaza la denuncia contra Irene Montero por una campaña LGTBI

El denunciante aseguró que la campaña "Orgullo de todas, todos y todes. Por una España feminista y plural" suponía un delito de malversación.

Vox denuncia a Irene Montero y Rafael Mayoral por presuntos pagos de Ecuador a empresas vinculadas a Podemos

Publicidad

La Sala II del Tribunal Supremo ha inadmitido hoy a trámite una denuncia contra la ministra de Igualdad, Irene Montero, por un delito de malversación en relación a una campaña de su Ministerio por el Orgullo LGTBI del pasado mes de junio.

El Supremo, de acuerdo con el informe del fiscal, archiva la denuncia al no apreciar ilícito penal alguno.

El auto explica "que tanto en uno como en otro aspecto, el entendimiento del mundo y de la sociedad, y la consiguiente promoción de los valores que, según la ideología que se defienda, se consideren dignos de protección, permite a cada opción política orientar el empleo de aquellos fondos con esas concretas finalidades".

El Tribunal

El tribunal considera que "la discrepancia respecto del acierto o de la oportunidad de la forma concreta en que se empleen, ha de tener su respuesta en el campo político, sin que pueda ser trasladada al ámbito penal, reservada para las infracciones más graves de las normas de convivencia, tipificadas como delito en el Código Penal".

La campaña

El denunciante aseguró que la campaña "Orgullo de todas, todos y todes. Por una España feminista y plural", presentada por Igualdad el pasado junio y dotada con una asignación de 30.000 euros, suponía un delito de malversación al ser contraria al interés general "pues trata de imponer una determinada ideología de género" e "irresponsable" por "las consecuencias que puede tener en la educación de los jóvenes".

Publicidad