Conocida como 'la ratona', sor Elsa Bermejo, sale con una vara detrás de los reses bravos en su pueblo riojano, Igea. Aunque este año lo hace de una manera peculiar con una vara de los encierros más populares del mundo, San Fermín.

Sor Elsa es una religiosa Dominica Contemplativa de la Orden de Predicadores que reside en Alcalá de Henares.

A sus 53 años tiene energía de sobra para correr con los reses calle a calle.