Caída Benidorm

El socorrista que rescató a la joven en un acantilado de Benidorm: "No me lo pensé y actué lo más rápido posible"

Alejandro Ortiz, el socorrista que rescató a la joven tras caer por un acantilado en Benidorm, explica los minutos que vivió junto a sus compañeros para rescatarla.

En resumen

Publicidad

Una joven se precipita al mar por un acantilado de Benidorm y un socorrista pone en riesgo su vida para salvarla. La chica se encuentra en estado crítico. El socorrista es Alejandro Ortiz.

La joven, de 26 años, se encuentra en estado crítico en el Hospital General de Alicante tras despeñarse por el acantilado del turístico castillo de Benidorm cuando se hacía un selfie.

El socorrista, Alejandro Ortiz, estaba en la embarcación cuando recibió el aviso. "Nosotros, tanto el patrón como yo, íbamos en la embarcación haciendo una proactiva de control", explica Ortiz a Antena 3 Noticias.

Desde el 112 avisaron a la embarcación, tras recibir el aviso de que la joven se había precipitado al mar. "El aviso nos entró por el 112, inmediatamente cogimos la embarcación y llegamos al lugar en menos de dos minutos", explica Alejandro Ortiz.

Sin embargo, en la zona había un fuerte oleaje en Benidorm que dificultó el rescate de la joven. "Se nos complicó el rescate porque en esa zona teníamos bandera roja. El agua no nos dejaba de golpear con las rocas", cuenta Alejandro Ortiz. Él, junto a sus compañeros que le ayudaron, tienen como consecuencia varios rasguños al ser golpeados y arrastrados contra las rocas.

Un par de segundos fueron clave

El rescate de la joven que había caído en el acantilado de Benidorm fue complicado, pero lo consiguieron tras aprovechar el bajo oleaje que "se mantuvo durante unos segundos", momento en el que "sacamos a la chica". "Fue un infierno estar en esa zona, un poquito de rabia, impotencia, el no poder actuar como nosotros queríamos", recuerda sobre el momento.

Una vez sacaron a la joven comenzaron las maniobras de reanimación. Después fue trasladada al Hospital General de Alicante, donde se encuentra.

Al parecer, trató de hacerse un selfie en la zona del Castillo de Benidorm. Un descuido hizo que se precipitara accidentalmente desde unos 20 metros de altura. Cuando informaron a la embarcación, Alejandro Ortiz, indica que no sabían qué había ocurrido.

Después de salvar a la joven, tardaron unos momentos en saberlo. "Seguimos sin creérnoslo, que por una foto haya pasado ese accidente", indica. Sin embargo, solo esperan "que la chica salga lo mejor posible, lo antes posible".

Publicidad