Publicidad

Disturbios Cataluña

El Sindicato policial de Cataluña se querella contra responsables por la quema de la furgoneta de la Guardia Urbana

SPC se ha personado como acusación los disturbios de este fin de semana por lo que considera en su escrito un acto violento "con claro ánimo de atentar contra la vida de los agentes de la guardia urbana".

El sindicato de policías de Cataluña SPC se ha personado como acusación contra los responsables del incendio de una furgoneta de la Guardia Urbana cuando había un agente en su interior, durante los graves disturbios ocurridos anoche en Barcelona al término de la manifestación en apoyo al rapero Pablo Hasel. "Con ánimo claro de atentar contra la vida de los agentes de la guardia urbana" describe la querella de la policía.

La querella

El sindicato de policías de Cataluña (SPC) se querella contra "aquellas personas físicas que han sido detenidas" por los hechos que sucedieron este fin de semana. "Tras la concentración inicial, con claro ánimo de alterar la paz pública, un grupo formado por violentos encapuchados y con los rostros cubiertos para no ser poder identificados, mediante actos vandálicos crearon destrozos por el barrio del Raval para posteriormente dirigirse a la comisaría de la guardia urbana situada en la Rambla".

La querella presentada por SPC ante el juzgado describe la violencia de lo sucedido y pide el escrito que los hechos "son constitutivos, provisionalmente, de los delitos de homicidio en grado de tentativa, atentado a la autoridad, incendio, daños, incendio, desórdenes públicos, reunión y manifestación lícita, delito de odio, delito de organización criminal".

El sindicato ha presentado la querella y ejercerá la acusación popular: "Una vez allí con ánimo claro de atentar contra la vida de los agentes de la guardia urbana, por el odio generado contra las autoridades policiales, un grupo de personas rodearon una furgoneta de la Guardia Urbana que se encontraba delante de comisaría con una agente dentro, y movidos por el ánimo de atentar contra su vida lanzaron piedras, patadas y artefactos incendiarios rociados de gasolina para producir un efecto mayor, prendiendo fuego al vehículo policial con el agente dentro".

Delito de homicidio en grado de tentativa, delito de incendio y delito de daños poniendo en peligro la vida, delito de odio, delito de reunión y manifestación ilícita, delito de atentado contra la autoridad, delito de desórdenes públicos, delito de organización Criminal.

Repulsa por lo sucedido

Sindicatos de policías nacionales, autonómicos y locales, así como asociaciones de guardias civiles, han mostrado su condena, repulsa e indignación con los repetidos actos violentos registrados en Barcelona, donde esta noche un grupo de radicales quemó un vehículo de la Guardia Urbana con un agente en su interior.

Se trata de uno de los sucesos más graves desde que comenzaron las manifestaciones por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel. Un grupo de violentos lanzó todo tipo de objetos contra la comisaría de la Guardia Urbana situada en la Rambla y quemó una furgoneta del cuerpo aparcada frente a su sede, con un agente en su interior, que pudo salir. Los Mossos d'Esquadra detuvieron al presunto responsable de la quema del vehículo.

Publicidad