SE ENCUENTRAN EN BUEN ESTADO

Los turistas que quedaron atrapados en una playa de Tenerife presentaban síntomas de hipotermia y desconocían la alerta por mal tiempo

Efectivos de los bomberos y del grupo de montaña de la Guardia Civil consiguieron llegar a pie esta mañana hasta donde se encontraban los turistas, que pasaron la noche en una cueva ubicada en la playa.

Carretera de acceso a la Masca

Publicidad

Los ocho turistas alemanes que quedaron atrapados en la playa de Masca, en Tenerife, hasta donde habían llegado por un barranco que quedó intransitable tras la borrasca que afectó a la isla, fueron trasladados en una embarcación hasta el muelle de Los Gigantes, en Santiago del Teide.

El servicio de urgencias 1-1-2 ha informado de que efectivos de los bomberos y del grupo de montaña de la Guardia Civil consiguieron llegar a pie esta mañana hasta donde se encontraban los turistas, que pasaron la noche en una cueva ubicada en la playa.

Tras comprobar que se encontraban en buen estado de salud, se decidió que fuera uno de los barcos turísticos que habitualmente hacen el trayecto entre la playa de Masca y el puerto de Los Gigantes el que acudiera en busca de los turistas. A esta playa solo se puede acceder a través del barranco que lleva el mismo nombre o por vía marítima.

Los turistas quedaron atrapados en la playa de Masca tras bajar por el barranco cuando Tenerife era atravesada por una borrasca de viento y lluvia que ha hecho intransitables diversas zonas de la isla. La consejera de Política Territorial y Seguridad del Gobierno de Canarias, Nieves Lady Barreto, ha criticado a los ocho turistas por actuar con "imprudencia" cuando había "alerta máxima".

Los ocho turistas alemanes que quedaron atrapados en la playa de Masca, en Tenerife, hasta donde habían llegado por un barranco que quedó intransitable tras la borrasca que afectó a la isla, fueron trasladados en una embarcación hasta el muelle de Los Gigantes, en Santiago del Teide.

El servicio de urgencias 1-1-2 ha informado de que efectivos de los bomberos y del grupo de montaña de la Guardia Civil consiguieron llegar a pie esta mañana hasta donde se encontraban los turistas, que pasaron la noche en una cueva ubicada en la playa.

Tras comprobar que se encontraban en buen estado de salud, se decidió que fuera uno de los barcos turísticos que habitualmente hacen el trayecto entre la playa de Masca y el puerto de Los Gigantes el que acudiera en busca de los turistas. A esta playa solo se puede acceder a través del barranco que lleva el mismo nombre o por vía marítima.

Los turistas quedaron atrapados en la playa de Masca tras bajar por el barranco cuando Tenerife era atravesada por una borrasca de viento y lluvia que ha hecho intransitables diversas zonas de la isla. La consejera de Política Territorial y Seguridad del Gobierno de Canarias, Nieves Lady Barreto, ha criticado a los ocho turistas por actuar con "imprudencia" cuando había "alerta máxima".

Publicidad