119.999667

Publicidad

La Manada

Los cuatro miembros de 'La Manada', condenados a entre cuatro y tres años de prisión por los abusos sexuales en Pozoblanco

El programa Espejo Público ha tenido acceso en primicia a la sentencia contra los cuatro miembros de 'La Manada' por el caso en Pozoblanco.

El programa Espejo Público ha tenido acceso en primicia a la sentencia contra los cuatro miembros de 'La Manada' que fueron juzgados en Córdoba del 18 al 21 de noviembre por un presunto delito de abusos sexuales a una joven en la localidad cordobesa de Pozoblanco, con anterioridad al caso de los Sanfermines de 2016.

El juez ha admitido en el caso el vídeo que muestra a los cuatro miembros de 'La Manada' en el interior de un coche abusando presuntamente de la joven.

Según ha podido avanzar Espejo Público, la pena más alta es para José Ángel 'El Prenda', que ha sido condenado a tres años de prisión por un delito contra la intimidad por la difusión del vídeo y a un año y seis meses por abuso sexual. Él reconoció al final del juicio que fue quien grabó el vídeo y lo distribuyó "sin conocimiento" de los otros, quienes no intervinieron en el último turno de palabra, tras acogerse a su derecho a no declarar y mantener que son "inocentes".

Alfonso Cabezuelo ha sido condenado a un año y cuatro meses por un delito contra la intimidad y, un año y seis meses por abuso sexual. Además ha sido multado por maltrato.

El resto de los integrantes de 'La Manada', que estuvieron aquella noche en Pozoblanco, Jesús Escudero y Antonio Manuel Guerrero, han sido condenados a un año y cuatro meses por un delito contra la intimidad y, un año y seis meses por abuso sexual.

En concepto de responsabilidad civil, los cuatro investigados deberán indemnizar conjunta y solidariamente a la víctima con un total de 13.150 euros -10.000 euros por el perjuicio moral causado y 3.150 euros por los días durante los que sufrió un perjuicio personal básico-, una cantidad que fija teniendo en cuenta la experiencia jurisprudencial al respecto en cuanto a las respuestas dadas por otros órganos de la Administración de Justicia en supuestos de la misma naturaleza.

En la sentencia, el juez considera probado que los cuatro acusados acudieron en la madrugada del día 1 de mayo de 2016 a la feria de Torrecampo, coincidiendo en una caseta con la perjudicada, de forma que, en el transcurso de la noche, "los acusados, o siquiera alguno de ellos", entablaron conversación con la joven, quien, llegada la hora de cierre de la caseta sobre las 7,15 horas, decidió volver a su domicilio en Pozoblanco en compañía de los investigados y se montó con ellos en un vehículo hasta que, "en un momento indeterminado sin que se haya acreditado la causa de ella", la víctima "cayó en un estado de inconsciencia".

"Todos los acusados comenzaron a realizarle diversos tocamientos"

Sentencia del juez

El juez señala que, durante el trayecto, "y aprovechando dicha situación de inconsciencia", todos los acusados, "con ánimo libidinoso, comenzaron a realizarle diversos tocamientos de carácter sexual", e incluso uno de ellos, identificado como J.A.C., "llega a darle varios besos en la boca", añadiendo que, mientras llevaban a cabo dichos tocamientos, el acusado J.A.P.M. "realizó la grabación de dichos actos, con la aceptación y concierto previo de todos los demás", lo que llevó a cabo con el teléfono móvil propiedad de A.M.G.E..

La Fiscalía había pedido para los cuatro acusados penas de dos años de prisión por un supuesto delito de abusos sexuales hacia la joven, cuatro años más por otro delito contra la intimidad por la difusión del vídeo y para uno de ellos, Alfonso Cabezuelo, una multa de 720 euros por supuestamente causar lesiones leves a la chica.

En cuanto al juicio, la joven que denunció lo hechos se mostró "clara, concisa y coherente" en su declaración, en la que ratificó "lo fundamental" de la denuncia interpuesta tras conocer la existencia del vídeo por la Policía Foral.

La joven fue "contundente" ya que, aunque en un primer momento admitió que no recordaba nada, posteriormente fue consciente de los hechos, que además estaban respaldados por el vídeo del interior del coche donde se produjo el abuso sexual.

Publicidad