Samuel Luiz

Los senegaleses que ayudaron a Samuel Luiz denuncian haber sido despedidos por "coger vacaciones"

Los dos hombres aseguran que la empresa trató de que renunciaran a sus vacaciones y que como no lo hicieron procedió a despedirlos sin ningún tipo de indemnización.

Los dos senegaleses que intentaron salvar la vida a Samuel Luiz regularizan su situación en España

Los dos senegaleses que intentaron salvar la vida a Samuel Luiz regularizan su situación en España EFE

Publicidad

Hace dos años que Ibrahima y Magatte, los dos jóvenes senegaleses que ayudaron a Samuel Luiz cuando fue agredido en A Coruña, recibieron el permiso de residencia y trabajo, regularizando así su situación en España.

La tramitación de este permiso se agilizó porque las autoridades comprobaron que ambos carecían de antecedentes penales tanto en España como en su país de origen, y porque colaboraron en todo momento con los cuerpos policiales, fiscales y judiciales durante la investigación del crimen de Samuel.

Sin embargo, ahora la Confederación Intersindical Galega (CIG) ha denunciado el despido de Ibrahima y Magatte por "coger vacaciones". Así lo señala el sindicato en un comunicado en el que también asegura que ambos han estado trabajando con "un contrato abusivo, con jornadas de hasta 10 y 11 horas diarias, por el sueldo más bajo del convenio".

Despedidos por reclamar sus vacaciones

La situación "llegó a su límite" la pasada Navidad cuando la empresa, al saber que los trabajadores habían reservado billetes de avión para visitar a sus familias en Senegal trató de convencerlos "para que renunciaran a las vacaciones". "Algo a lo que estos se negaron para emprender, en efecto, el viaje previsto durante sus vacaciones pendientes. En represalia, ese mismo día fueron despedidos con su respectiva carta por causas económicas, siendo sustituidos de inmediato en sus puestos por nuevos operarios, y no abonándoles la indemnización ni la liquidación salarial", detalla la CIG.

La organización sindical subraya que la contratación por parte de Puertas Betanzos, que se anunció públicamente, no fue más que "una acción publicitaria" tras el reconocimiento social que recibieron los senegaleses "por su valiente y decidida acción para defender a Samuel Luiz".

Por su parte la empresa ha emitido otro comunicado para alegar que el despido responde a la necesidad de contar con "trabajadores más cualificados", y que incluso tanto Ibrahima como Magatte "estaban avisados, no fue un caso de última hora".

Publicidad