Estudiantes durante un examen de Selectividad

Publicidad

EBAU

Selectividad 2020: Cómo gestionar el estrés durante los exámenes de la EBAU

Los nervios ante exámenes como los de la EBAU son muy típicos. Pero hay muchas maneras de gestionar el estrés que genera esta prueba. Dormir, descansar, comer bien y echar mano de técnicas de relajación, pueden ser pautas de ayuda para afrontar la EBAU.

En resumen

  • El exceso de nervios puede provocar una subida de adrenalina
  • Todo lo estudiado y asimilado por el alumno se puede poner en riesgo por los nervios
  • Hay métodos para controlar el nerviosismo y conseguir un buen resultado en la EBAU
  • Descansar, comer bien y las técnicas de relajación son buenos aliados

Los nervios son habituales en todos los estudiantes que se tienen que enfrentar durante los próximos días a la convocatoria de exámenes EBAU 2020. Pero hay consejos muy sencillos que pueden servir para afrontar estas pruebas con cierta tranquilidad.

Lo primero, es decir, que estar nervioso ante exámenes como los de la EBAU es natural, siempre y cuando puedan controlarse. Los nervios juegan un papel muy importante cuando te enfrentas a estos exámenes. Por eso, los estudiantes deben prepararse para poder hacer frente a las pruebas con una relativa tranquilidad. El exceso de estos nervios puede provocar estrés, lo que puede generar una subida de la adrenalina que te prepara para poder enfrentarte a determinadas situaciones y reaccionar bien ante ellas

Consejos para afrontar la EBAU con tranquilidad

Lo primero es organizarse y saber las horas que puedes dedicarle cada día al estudio. Anticiparse y planificar los exámenes con tiempo es también muy aconsejable para los estudiantes.

El repaso del día antes a la EBAU debe ser tranquilo y relajado, sino puede ocurrir que durante la realización del examen los nervios te jueguen una mala pasada. También cabe recordar, que es recomendable realizar actividades que sirvan para desconectar.

Los estudiantes deben evitar también las relaciones que les sometan a nervios y estrés. Estos sentimientos se contagian, así que lo mejor no rodearse de gente que te pueda llevar a estos extremos, ya que esto puede hacer que disminuyan tus capacidades de cara a la prueba

El lugar en el que se estudia también puede ayudar a tranquilizarse al estudiante de cara a los exámenes. Un entorno tranquilo lo más parecido al ambiente donde se vaya a realizar el examen. Eso es lo mejor para que la mente se adapte y le resulte más fácil realizar la prueba.

Dormir y descansar lo suficiente los días previos a los exámenes es vital. Por eso, hay que evitar quedarse estudiando toda la noche y presentarte al examen sin dormir lo suficiente. No descansar bien afecta a la capacidad de concentración del estudiante.

Las técnicas de relajación también son recomendables en caso de que no se pueda mantener la tranquilidad de cara a la realización de la prueba. Algo tan sencillo como respirar puede servirnos de mucha ayuda.

En esta ocasión, la pandemia de coronavirus y las medidas de seguridad y prevención que alumnos y profesores deben aplicar, también incluyen cierto grado de estrés. Hay que tener capadidad para integrarlo dentro del proceso y hacer frente a los exámenes con tranquilidad.

Publicidad