El incendio de Notre Dame en París ha hecho saltar las alarmas en los monumentos españoles ya que España es uno de los países del mundo con mayor número de tesoros arquitectónicos.

Muchos se preguntan si un incendio como el que ha sacudido París es posible en España, por ejemplo, en la catedral de Burgos. En este templo, las cubiertas de madera se eliminaron en 1980 lo que reduce el peligro.

Además, en la catedral encontramos extintores, alarmas anti-incendios y un innovador sistema de gas que eliminaría el oxigeno del aire para ahogar las llamas.

Lo mismo ocurre en la catedral de Santiago de Compostela, allí hacen simulacros de incendios periódicamente. También para prevenir, en las obras de la Alhambra utilizan materiales inífugos.

En Victoria por su parte, acumulan años de experiencia con las obras y restauraciones. Aún así, el ministro de cultura ha anunciado que revisará la seguridad en los monumentos.

El Instituto de Patrimonio cultural cuenta con planes para la conservación de los monumentos. Y además, la Iglesia invierte cada año 50 millones de euros para la rehabilitación de sus templos.

También te puede interesar...