Sede de Greenpeace en Madrid

Publicidad

Greenpeace

La sede de Greenpeace en Madrid aparece vandalizada con insultos y símbolos falangistas pintados

Las autoridades estudian si los insultos y pintadas que han aparecido en la sede madrileña de Greenpeace son constitutivos de delito de odio o amenazas.

La sede madrileña de la organización ecologista Greenpeace apareció este viernes pintada con insultos, esvásticas y el símbolo falangista del yugo y las flechas como "otra muestra de la creciente polarización social y normalización del discurso del odio con el que hay que tener tolerancia cero" ha denunciado.

"El notable empeoramiento de la convivencia en la capital resulta especialmente preocupante y en los últimos meses se han sucedido ataques a centros de menores, manifestaciones abiertamente racistas o antisemitas, y agresiones en la calle por parte de grupos de ultraderecha", enumeran en un comunicado desde Greenpeace.

Greenpeace llama al reflexión de los líderes políticos ante este "grave retroceso en la convivencia democrática" sobre las consecuencias de "alimentar la polarización social y los discursos de odio".

Los hechos están puestos en conocimiento de las autoridades por si pueden ser constitutivos de amenazas o delito de odio.

Publicidad