La policía local de Sevilla ha denunciado a un conductor de 27 años que conducía por la calle Torneo a gran velocidad y saltándose los semáforos. Después se descubrió que no tenía carné desde hace nueve años y que triplicaba la tasa de alcohol permitida.

La detección se produjo tras una persecución y después de que el joven rebasara a un coche patrulla de la policía a toda velocidad y sin respetar los semáforos.