108.010500

Publicidad

Aforo

La limitación de aforo en las playas españolas provoca largas colas bajo el sol

Controlar el aforo en las playas se convierte en una tarea complicada. Las playas de Jávea, por ejemplo, han reforzado los controles para intentar cumplir las medidas de seguridad por el coronavirus.

En resumen
  • Se limita el aforo a 2.575 bañistas
  • El aforo en años anteriores llegaba hasta los 150.000

Mantener la distancia de seguridad en las playas se convierte en una medida complicada, sobre todo en fin de semana. Por ello se comienza a reducir el aforo.

En las playas de Jávea se ha limitado el aforo a 2.575 bañistas en todas ellas. En un verano habitual, el aforo llegaba hasta los 150.000 habitantes, lo cual dificulta la gestión.

El Arenal es la playa más grande de el municipio. Se ha reducido su aforo a 2.000 bañistas diarios. También hay calas, donde el aforo no supera los 200 bañistas, por lo que se obtienen colas a la espera de poder disfrutar de la zona.

"Es un poco chocante verte hacer cola para ir a la playa", afirma un bañista. Y hay quienes hacen cola para terminar sin entrar. "Hemos llegado y ni distancia de seguridad ni de un metro. Entonces nos vamos", ha explicado.

Otros, por el contrario, prefieren permanecer en la playa todo el día. "De aquí no me muevo en todo el día, estaremos en la playa hasta las siete o así", manifiesta otro bañista.

Las playas ponen en marcha el control de aforo

El Ayuntamiento ha reforzado los controles de acceso debido a la limitación de aforo. Cada vez hay más veraneantes que acuden a darse un chapuzón en la época del año más calurosa y se dificulta mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros.

En la playa de la Granadilla habrán 2 controladores, en el Poritxol 2, en el Arenal 3 y en la Grava 1. En las calas, el servicio comenzará sobre las 9 horas y habrá controles tanto en las playas, como en los aparcamientos. Aunque en una de ellas está prohibido el baño por desprendimientos.

Publicidad