50.410667

Publicidad

Confinamiento por coronavirus

Se lanza al mar y se esconde en una cueva para evitar su detención por saltarse el confinamiento por coronavirus

El hombre iba a ser identificado por la Guardia Civil en La Galleta, en Santa Cruz de Tenerife, cuando saltó al mar para huir. Después se refugió en una cueva durante todo un día, mientras su mujer denunciaba su desaparición. Finalmente fue detenido por saltarse el confinamiento.

Estuvo escondido en una cueva durante todo el día hasta bien entrada la noche mientras que su mujer ponía una denuncia por su desaparición ya que había salido a pasear y no había vuelto.

La Guardia Civil ha detenido a un hombre que huyó y se arrojó al mar cuando iba a ser identificado por los agentes en la localidad de Las Galletas. Estuvo escondido durante todo el día en una cueva para evitar ser detenido.

Ocurrió cuando una patrulla de la Guardia Civil localizó a un hombre caminando por la vía pública en la localidad de Las Galletas, en el municipio de Arona. Al dirigirse a él para identificarlo y saber así el motivo de encontrarse fuera de su casa, comenzó a correr en dirección a la costa.

A pesar de las órdenes para que dejara de huir, se arrojó al mar en una zona rocosa. Inmediatamente se activó un dispositivo de búsqueda para localizarlo pero no fue posible.

Rastreo de la zona

La Guardia Civil movilizó hasta siete unidades de rescate para localizarlo: Grupo de Rescate en Montaña, Servicio Marítimo, Unidad de Seguridad Ciudadana, helicóptero y personal del GES, Policía Local de Arona y Protección Civil. Durante todo el día mantuvieron activo el dispositivo sin resultado.

Y mientras los agentes trataban de localizarlo en el mar, la mujer del ahora detenido acudía a la Guardia Civil para denunciar la desaparición de su marido que no había vuelto a casa tras salir a dar un paseo. Los agentes comprobaron que podría tratarse de la misma persona que se había arrojado al mar.

El hombre se presentó voluntariamente en el Puesto de la Guardia Civil de Las Américas contando a los agentes que había permanecido escondido durante todo el día hasta bien entrada la noche en una cueva de la costa. Fue detenido inmediatamente como presunto autor de un delito de desobediencia grave a los agentes de la autoridad

Publicidad