60.789841

Publicidad

Avances en cardiología

Se implanta un marcapasos sin cables y minúsculo en el Hospital de Santiago, en una operación pionera en Europa

La operación conlleva una técnica pionera en Europa. Los médicos del Hospital de Santiago de Compostela han conseguido implantar un marcapasos minúsculo, diez veces más pequeño que los convencionales, y sin cables en un paciente con bloqueo auriculoventricular.

Cuando se pierde la coordinación entre las señales eléctricas de las aurículas y los ventrículos del corazón, se produce lo que se conoce como bloqueo auriculoventricular. La solución pasa entonces por la implantación de un marcapasos, que ayude a sincronizar esas señales de nuevo y permita así restaurar el ritmo normal del corazón del paciente.

Un tamaño 10 veces menor que el convencional

El dispositivo que acaba de implantar el Hospital Clínico de Santiago (CHUS) supone un gran paso adelante en la estimulación cardíaca. Se trata de un marcapasos sin cables, con un tamaño 10 veces inferior al de un marcapasos tradicional.

Hasta el momento, los pacientes con bloqueo AV acostumbran a ser tratados con un marcapasos de doble cámara que se implanta en la parte superior del tórax, bajo la piel de la clavícula, y que se conecta con dos cables al corazón, uno en la aurícula y otro en el ventrículo. Este nuevo modelo tiene varios algoritmos de detección a través de un sensor, que permite reconocer la actividad de la aurícula y adaptar la estimulación ventricular coordinando ambas partes para alcanzar una mejor sincronía.

La Unidad de Arritmias del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico de Santiago tiene una amplia experiencia en el implante de marcapasos. En este caso es la primera vez en Europa que se implanta este sistema, lo hace un centro que es un referente en la investigación clínica en esta área de la estimulación cardíaca. Así nos lo cuentan en un minuto José Ramón González Juanatey, jefe de cardiología y José Luis Martinez Sande, de electrofisiología, del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela (CHUS).

Publicidad