87.999833

Publicidad

Coronavirus

Se disparan los casos de coronavirus entre niños menores de 9 años en la vuelta al cole

La incidencia de contagios por coronavirus se ha disparado en las primeras semanas de la vuelta a clase. Ya hay comunidades que están registrando aumentos del 50%, la mayoría leves o asintomáticos.

Desde el inicio de la pandemia el papel de los niños en la extensión del coronavirus ha estado en el centro de las preocupaciones. Los científicos coinciden en que no son grupo de riesgo como los ancianos pero distintos informes han estudiado su papel en los contagios -hay estudios que les señalan como supercontagiadores- y las consecuencias que pueden padecer.

El arranque del curso dispara los casos en niños

En marzo, en la llegada de la primera ola del coronavirus, los colegios fueron los primeros en cerrarse para evitar la propagación del coronavirus. Ahora en la segunda ola la estrategia a nivel mundial es mantener los colegios abiertos por la importancia educativa y social que tiene la asistencia presencial a clase.

En Valencia han cuantificado ese aumento y aseguran que los contagios entre menores de hasta 9 años han crecido hasta un 50%. El 7 de septiembre había 1.314 menores positivos por Covid-19 y ahora ya son 2076; crecen los casos también en la franja de edad entre 10 y 19 años donde el ritmo de contagios supera al de la población mayor de 80 años. En el País Vasco de los últimos 518 positivos, 111 tenían precisamente entre 10 y 19 años.

Las consultas de los pediatras están saturadas

Los pediatras están notando ya el aumento de las citas por consultas relacionadas con el coronavirus. Lo que puede ser una simple infección respiratoria se convierte en un problema mayor porque hay que descartar que sea Covid-19. ¿Cuáles son las diferencias en los síntomas? hay diferencias aunque también hay similitudes. Los pediatras recomiendan hacer un buen rastreo a los contactos de los niños para cortar la expansión del coronavirus.

En las consultas preocupan más los jóvenes que arriesgan más en reuniones sociales o botellones. La clínica no es habitualmente grave pero sí pueden contribuir a la extensión entre otras personas de su entorno que pueden resultar afectados de forma más agresiva por el coronavirus.

Publicidad