29.013167

Publicidad

Matrimonio homosexual

Se cumplen 15 años de la aprobación del matrimonio homosexual en el Congreso

El Congreso de los Diputados aprobaba, tal día como hoy, la Ley del Matrimonio Homosexual. España fue uno de los primeros países del mundo en legalizarlo.

La Ley española del matrimonio igualitario, la tercera que entró en vigor en el mundo y la primera que incluía la adopción, cumple 15 años siendo un referente en Europa y en Latinoamérica y habiendo permitido a más de 100.000 personas "alcanzar la dignidad y dejar de ser ciudadanos de segunda clase"

Así lo ha destacado Alejandro Alder, representante de la Federación Española de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (Felgtb), quien considera que la aprobación de esta Ley el 1 de julio de 2005 en el Congreso de los Diputados supuso "un hito que cambió todos los esquemas que teníamos como sociedad".

La Ley

España fue el tercer país del mundo que aplicó una ley que regulaba los matrimonios entre personas del mismo sexo. Antes lo habían hecho Holanda y Bélgica y estaba vigente en algunas provincias de Canadá y en el Estado de Massachusetts (Estados Unidos). Pero fue la primera norma que incluyó la adopción y que muchos países de Europa y Latinoamérica han tenido como ejemplo la "estrategia española", que siempre ha contado con el apoyo de la sociedad civil, que ha respaldado las reivindicaciones y la consecución de los derechos del colectivo Lgtbi.

Primer matrimonio homosexual

La primera boda entre personas del mismo sexo se celebró el 11 de julio de 2005, tan solo ocho días después de que entrara en vigor la ley. Fue en el Ayuntamiento madrileño de Tres Cantos, y Emilio Menéndez y Carlos Barturín fueron los contrayentes.

Cinco meses más esperaron Gema Segoviano y Ana Cabeza, aunque su intención era unirse en matrimonio en el mes de octubre, pero un problema con uno de los testigos originó el retraso."No fue del todo difícil" recuerda Segoviano, pese al "papeleo" que tuvieron que realizar e, incluso, una visita previa al alcalde de Segovia, Pedro Araguetes, en la que les trató "muy bien".

Publicidad