La delegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, explica en una comparecencia ante los periodistas que las tareas de rescate para sacar a Julen del pozo han sufrido complicaciones pero indica que se están buscando alternativas y otros métodos que permitan llegar al mismo punto en el mínimo tiempo posible.

El delegado del Colegio de Ingenieros de Minas del Sur en Málaga, Juan López-Escobar, ha asegurado que en el rescate de Julen, el niño de dos años que el pasado domingo cayó a un pozo en Totalán (Málaga), es cuestión "de días, no de horas".

En declaraciones a los periodistas, ha asegurado que no conoce una situación "tan al límite" como la de Julen, y ha dicho que conoce un caso en Estados Unidos de un niño que cayó a un pozo de siete metros y se tardó en rescatar más de 70 horas.

Respecto a las previsiones de lluvia para los próximos dos días, ha indicado que no debe afectar mucho a los trabajos porque no es una zona con muchas filtraciones, aunque ha matizado que habría que evitar que cayera agua en los sitios donde se actúa.

El representante de los ingenieros ha explicado que la patrulla minera llegada de Asturias trabajará manualmente con piquetas para hacer una galería con unas dimensiones de entre un metro y 1,20 metros.

Este equipo pondrá un techo de sujeción con madera y quedará apuntalado para que puedan avanzar los bomberos hacia donde está el niño, ha subrayado el ingeniero antes de explicar que en las obras del túnel horizontal se produjeron deslizamientos, aunque no se va a abandonar esa opción totalmente y se están suministrando tubos para esa actuación.

Respecto a la obra, ha indicado que el problema es que no hay un estudio previo y no se sabe cómo está el terreno, a lo que se une que se trata de una obra de urgencia, ha señalado.

Sobre el equipo minero que actuará, ha afirmado que ya están haciendo pruebas y ensayos y están preparados para actuar "sin parar". Tras asegurar que medios y equipos para el rescate "no han faltado", ha añadido que "la esperanza no se pierde" y espera que "el ángel de la guarda" esté protegiendo al pequeño.

Las dificultades del terreno y la gran longitud a la que ha caído el pequeño de dos años son dos de las grandes dificultades a las que se enfrentan los efectivos de rescate. Este miércoles la delegada del Gobierno confirmaba el hallazgo de pelo del pequeño en el túnel que, según las pruebas de ADN elaboradas, pertenecerá al niño.

José Rosellón, padre de Julen, agradecía el esfuerzo de todas las personas que están colaborando en el rescate de su hijo y se mostraba esperanzado de encontrar al niño con vida. Él y su mujer tienen la "esperanza" de que cuentan con "un ángel" que va a ayudar a que su hijo "salga vivo".

Los equipos de rescate han grabado un vídeo del interior del pozo donde se encuentra atrapado el pequeño hasta llegar al punto donde se encuentra un tapón.