Publicidad

HOMENAJEABA AL GRUPO DE LOS 80 'ESKORBUTO'

Santander retira el cartel 'Mucha policía poca diversión' tras las quejas de los agentes

Al parecer, la frase rendía homenaje a un grupo punk de los años 80 pero vecinos y cuerpos policiales han mostrado su indignación y han pedido su eliminación inmediata. La obra será cambiada este martes por una escultura.

antena3.com/ Agencias | Madrid
| 09.01.2012 22:55

Polémica por un panel artístico callejero en Santander subvencionado por el Ayuntamiento. El sindicato CSI-F de Santander ha manifestado su "rechazo frontal" e "indignación" por el cartel ubicado en la rotonda de la confluencia de las calles Carmen y Menéndez Pelayo de la capital cántabra, que reza 'Mucha policía poca diversión'.

En un comunicado, CSI-F critica el "ofensivo eslogan" utilizado, con el "beneplácito", a su juicio, del concejal-delegado de Cultura del Ayuntamiento de Santander, César Torrellas, para realizar una "clara mofa" hacia la labor de la policía.

Para el sindicato, resulta "inadmisible" que, con el dinero público, se financien este tipo de actividades que, según dice, además de tener un "mucho más que dudoso gusto", resultan una "clara ofensa" para aquellos que, además de ser trabajadores públicos, realizan una labor "en pro de la ciudadanía" y "la consecución de la calidad de vida que los ciudadanos merecen".

"Desde nuestro punto de vista, se trata de una ofensa a los policías de esta ciudad y a todos los miembros de las fuerzas de seguridad del Estado", asegura Juanjo González, miembro de la Asociación de Policía Local de Cantabria.

Al parecer este cartel había sido instalado en homenaje al grupo punk de los años 80 'Eskorbuto', que compuso una mítica canción bajo este mismo título.

El concejal de Cultura, responsable de tal iniciativa, ha manifestado que "en ningún momento se ha tratado de ofender a nadie" y de lamentar que el Cuerpo de Policía se haya sentido ofendido pues "no se ha querido faltar al respeto". Además ha anunciado que la frase será retirada, cumpliendo con un calendario en el que ya estaba prevista su eliminación, antes de que los agentes manifestaran sus quejas.

Publicidad