Inmigración Canarias

Salvamento Marítimo lleva hasta la costa de Gran Canaria a nueve senegaleses que viajaban como polizones en un buque

Los nueve migrantes, entre ellos un menor, se habían colado en un buque vacío que era remolcado por un barco de bandera británica cuando salía de Dakar el 26 de junio.

Publicidad

Nueve senegaleses, entre ellos un menor, fueron trasladados el lunes hasta el Puerto de Las Palmas de Gran Canaria tras haberse detectado que viajaban como polizones en un buque vacío con aspecto de patrullera o de antiguo buque militar, el Pegasus, que salió desde Dakar enganchado al remolcador Kingston el pasado 26 de junio.

Salvamento Marítimo tuvo conocimiento de la presencia del grupo de polizones en la embarcación que llevaba el 'Kingston' enganchada a su popa desde el pasado sábado, el mismo día que salía de la capital de Senegal.

El viaje desde Dakar

Fueron los propios polizones los que contactaron por radio con la tripulación del remolcador de bandera británicadurante el trayecto y fue entonces cuando les atendieron y les proporcionaron agua y comida. Ya en la mañana del lunes eran asistidos en alta mar por el buque de rescate Salvamar Nunki, según fuentes de Salvamento Marítimo, ya en aguas de Gran Canaria, facilitándoles más provisiones.

El siguiente paso consistía en buscar un punto de la costa grancanaria que fuera seguro para realizar su transbordo de la forma más segura posible. El lugar escogido fue el Muelle Deportivo de Las Palmas de Gran Canaria, donde las condiciones meteorológicas permitieron llevar a cabo la operación con seguridad.

Todos los migrantes están en buen estado

Todos ellos desembarcaron en buen estado de salud en el Muelle Deportivo bajo custodia de agentes de la Policía Nacional.

Ya embarcados en la Salvamar, los nueve inmigrantes fueron identificados por agentes de la Policía Nacional y llevados después hasta el Muelle Deportivo bajo custodia de la Policía. A pesar de llevar viajando en estas condiciones nueve jornadas, todos se encontraban sanos y estables físicamente.

El menor de edad ha sido derivado a un centro de acogida para chicos de su edad dependiente del Gobierno de Canarias. El resto de polizones han quedado bajo la responsabilidad de la empresa consignataria del buque en el que viajaban, a la espera de que se tramiten los documentos necesarios para repatriarlos a Senegal.