15.999667

Publicidad

coronavirus

Salas de visitas hinchables para ver a los mayores en las residencias francesas durante la pandemia de coronavirus

Separados por una cortina de plástico los familiares pueden saludarse respetando las medidas de seguridad para evitar contagios.

Respetar las medidas de seguridad, los famosos 2 metros de distancia, evita contagios de coronavirus y en consecuencia, salva vidas. Más cuando hablamos de residencias de mayores, las zonas más castigadas por la pandemia de coronavirus en países como Francia, Reino Unido, Italia y España.

Los mayores, residentes en los centros especializados, han sufrido un "gran castigo" durante la crisis sanitaria del coronavirus Covid-19. El virus se ha cebado con este colectivo que aún permanece recluido en las residencias sin poder tener contacto físico con familiares y amigos que quieren visitarles.

Salas de visitas hinchables

Como si se tratara de un 'castillo hinchable' Francia ha puesto en marcha, en diferentes residencias del país, salas de visitas hinchables para los mayores en las residencias de la 3ª edad.

Una forma distinta pero muy eficaz para que se respeten las medidas de seguridad y evitar contagios por el coronavirus. Los mayores pueden recibir la visita de sus familiares. No entran en contacto físico pero sí pueden hablar y verse, siempre protegidos por un habitáculo especial, separados por una cortina de plástico.

Su diseño y ejecución recuerda a las futuras bases lunares o marcianas puestas en marcha por las agencias espaciales europea y estadounidense. Una zona de encuentro segura que ayuda psicológicamente a familiares y mayores durante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

Publicidad