IGLESIA Y HOMOSEXUALIDAD

El ex sacerdote homosexual Charamsa describe a Ariño como un "gay homófobo"

Krysztof Charamsa, el teólogo y filósofo homosexual que fue expulsado del Vaticano ha definido a Ariño, un homosexual que dará una charla el próximo domingo en la parroquia de Santa Anna de Barcelona, como un "gay homófobo". Ariño defiende que el colectivo homosexual masculino no debe tener relaciones sexuales ni pareja.

Sacerdotes durante una misa

Publicidad

El teólogo y filósofo polaco Krzysztof Charamsa, que fue suspendido como sacerdote al declarar públicamente su homosexualidad, ha calificado este jueves a Philippe Ariño, que defiende que los gays no tengan relaciones sexuales ni pareja, de "homosexual homófobo" que "actúa contra las personas y la ciencia".

Charamsa, que vive con su pareja en Cataluña tras ser expulsado del Vaticano, donde era oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe y profesor de Teología en la Universidad Pontificia Gregoriana y en la Universidad Pontificia Regina Apostolorum en Roma, ha presentado este jueves en Barcelona su libro "La primera piedra", editado en castellano por Ediciones B y en catalán por la Editorial Gregal.

En declaraciones a los periodistas, Charamsa ha definido a Ariño, que el domingo pronunciará una charla en la parroquia de Santa Anna de Barcelona invitado por la Delegación de Juventud del Arzobispado, de "demagogo" que "crea la realidad de manera fundamentalista para confirmar su creencia" y que presenta a los homosexuales "como si fueran el apocalipsis de nuestro tiempo".

Charamsa ha manifestado que "lo que es inaceptable no es este señor", sino que la Iglesia católica, "de influjo tan importante sobre las personas, especialmente sobre las más débiles, dé voz a sus ideas como si se tratara de una presentación objetiva en la que se proponen distintos puntos de vista".

Ariño, de origen español, ha sido invitado por la delegación de Juventud del Arzobispado de Barcelona a una conferencia-debate, el próximo domingo por la tarde en la parroquia de Santa Anna. Organizaciones que defienden los derechos de personas LGTBI y algunos partidos políticos han denunciado el pensamiento homófobo del conferenciante.

La Generalitat ha abierto un expediente informativo para analizar si la conferencia de Ariño puede ser sancionable de acuerdo a la Ley contra la Homofobia, mientras que el Ayuntamiento de Barcelona ha pedido al Arzobispado que la charla respete los derechos de las personas del colectivo LGTBI.

Publicidad