El municipio de Saceda Trasierra, en Cuenca, busca inquilinos para que el único bar no eche definitivamente el cierre y así evitar sufrir los efectos de la despoblación. A pesar del silencio que se escucha en sus calles, no es un pueblo vacío. Sus vecinos pasan mucho tiempo en el bar, que es el punto de encuentro.

Sin embargo, aunque el negocio tiene beneficios y no para, la reja del local se cerrará definitivamente el 2 de septiembre, cuando no quedará nada. El espacio es municipal y se trata de la antigua escuela de Saceda Trasierra. El Ayuntamiento ofrece buenas condiciones para que se mantenga abierto.

Para los diez habitantes que pasan en este municipio todo el año, este espacio servía también, hasta ahora, como panadería y supermercado.

>> Si estás interesado en contactar con el Ayuntamiento para saber cómo continuar con el negocio del bar, llama a este teléfono: 667 82 16 79