CUMPLE CONDENA EN PRISIÓN POR EL ASESINATO DE SU HIJA

Rosario Porto, madre de Asunta Basterra, ingresada en urgencias por una reacción a las pastillas que toma

Rosario Porto, condenada a 18 años de prisión por el asesinato de su hija Asunta Basterra, ha sido ingresada en el hospital tras ingerir los medicamentos que toma por prescripción médica. Todo parece indicar que ha sufrido una reacción al tratamiento que sigue, y no se trata de un intento de suicidio.

Rosario Porto y Alfonso Basterra

Publicidad

Rosario Porto, condenada a 18 años de cárcel por el asesinato de su hija Asunta Basterra, ha sido trasladada desde la prisión de Teixeiro (A Coruña) hasta un hospital después de ingerir unas pastillas que toma por prescripción médica, aunque su vida no corre peligro.

Fuentes penitenciarias han indicado que Porto ha sido encontrada esta mañana en su celda en estado "semiinconsciente", lo que ha motivado la actuación de los médicos de la prisión, que primero la han trasladado a la enfermería e inmediatamente después al hospital de A Coruña donde permanece ingresada.

Las primeras hipótesis apuntan, según las mismas fuentes, a que Rosario Porto ha sufrido una reacción al tratamiento que estaba siguiendo por prescripción médica y no a un intento de suicidio.

Rosario Porto fue condenada junto con Alfonso Basterra a 18 años de cárcel por el asesinato de Asunta, su hija adoptiva de 12 años. En marzo de 2016 el tribunal gallego desestimó los recursos de los padres de la pequeña, cuyo cuerpo fue encontrado sin vida el 22 de septiembre de 2013 en una cuneta en Teo, un municipio cercano a Santiago de Compostela.

Durante el juicio celebrado en octubre de 2015, quedaron acreditados los episodios depresivos de Porto, que llegó a admitir que había comprado en varias ocasiones Orfidal, un medicamento tranquilizante ansiolítico, para hacer frente a su estado depresivo y no para suministrárselo a la pequeña. Sin embargo, la justicia consideró probado que el matrimonio administró durante varios días sedantes a la pequeña antes de asfixiarla.

Publicidad