Una avería en la señalización del tramo ferroviario entre las estaciones de Barcelona Sants-Plaça de Cataluña ha obligado esta mañana a reducir la frecuencia de los trenes y ha provocado retrasos superiores a los 20 minutos en las líneas de Rodalies R1, R3 y R4.

Esta avería se ha producido después de que este jueves se acumularan retrasos superiores a los 45 minutos y tras el accidente del pasado viernes entre dos trenes que le costó la vida a la conductora de uno de los trenes.

La avería se ha detectado a las 6.25 horas en este tramo ferroviario subterráneo y ha podido ser reparada a las 7.35 horas por técnicos de Adif. Durante el tiempo que ha durado la avería, que limitaba la capacidad operativa en este tramo, y con el objetivo de reducir la espera en el interior del túnel y no acumular retrasos superiores a los 45 minutos, como ocurrió ayer, se ha reducido la frecuencia de los trenes en las líneas R1 y R4.

 

Los usuarios han denunciado en varias ocasiones el retraso de los trenes y el mal estado de las vías.

Te puede interesar: