Climatología

Ríos desbordados y ciudades aisladas, así avanza el temporal que asola el norte de España

País Vasco, Navarra y Miranda de Ebro se mantienen en alerta por las fuertes riadas y el temporal de lluvia que está asolando el norte del país

Publicidad

Doce comunidades siguen en alerta y lo más preocupante se concentra en el norte peninsular. País Vasco, Navarra y Miranda de Ebro tienen la alerta activada por riesgo de inundaciones y posibilidades de desprendimiento a causa del temporal. De hecho, la caída de un techo de un cobertizo ha acabado con la vida de un hombre en Navarra.

Los hechos se han sucedido en la localidad de Sumbilla, donde la víctima, que se encontraba en el interior de su vehículo, ha fallecido después de que el techo del cobertizo de su caserío cediese por el volumen de la nieve. Y es que la repentina subida de las temperaturas se han convertido en fuertes riadas que han pillado por sorpresa a los vecinos del norte peninsular.

Siguiendo con Navarra, preocupa a estas horas la situación en Estella y en la rivera Navarra, donde se espera que avance el temporal que ya ha dejado calles cortadas, ríos desbordados y multitud de ciudadanos achicando bajos y locales.

En Pamplona, por ejemplo, la Policía se ha visto obligada a realizar varios rescates a lo largo de la noche y ha rescatado decenas de vehículos durante toda la pasada madrugada. Por eso mismo las autoridades han pedido que no se coja el coche y no se salga de caso salvo que sea necesario.

Los vecinos, no se creen la situación. "En los años que tengo no he conocido una riada semejante", revelaba una vecina de Pamplona a Antena 3 Noticias, al tiempo que otro comentaba ´como había visto la pasada noche a vehículos flotar y ser llevados por la corriente en plena calle.

Euskadi, desbordada

Pero esta situación no es exclusiva de Navarra. También preocupa especialmente en la guipuzcoana de Mendaro, que se encuentra con el hospital aislado desde primera hora de la mañana. Tanto es así que los sanitarios han pedido a las personas que tenían que acudir a una cita este viernes que no se desplazasen hasta el lugar.

Asimismo, el desbordamiento del río Deba a su paso por Elgóibar ha llegado a alcanzar dos metros de altura, la máxima vivida en las últimas tres décadas, y ha dejado a todos los vecinos de un bloque atrapados durante una mañana sin poder salir de sus casas.

En Vitoria, noche complicada. Los bomberos han tenido que rescatar a una familia que se había quedado atrapada por la riada y la entrada norte de la ciudad ha amanecido sin posibilidad de acceso, lo cual ha generado grandes retenciones.

Miranda de Ebro, con lanchas en las calles

Por su parte, En localidades limítrofes de Navarra y Euskadi como es el caso de Miranda de Ebro, la crecida del río Ebro ha inundado las calles y los bomberos han tenido que sacar a varios vecinos en lanchas de sus casas.

El Ebro ha incrementado su caudal cerca de seis metros y medio y se espera que esta tarde crezca aún más. Por el momento, calles cortadas, vecinos atrapados y los que han podido salir a la acera no han dudado en proteger la entrada de sus negocios y portales ante el repentino y veloz aumento del caudal del río.

De hecho, varias farolas han quedado prácticamente cubiertas por la lluvia, la cual ha dejado el paseo del río completamente inundado. Una situación que preocupa porque todavía queda mucha nieve pro retirar y el caudal de los ríos no parece dar tregua.

Publicidad