En los últimos meses se han extendido varios retos virales entre menores que reabren el debate sobre los peligros de las redes sociales y las modas que implican a niños y adolescentes. Uno de ellos puso en alerta incluso a la Policía Nacional por su peligrosidad, ya que consistía en asfixiarse hasta quedar inconscientes.

El último caso es el del llamado 'Desk Challenge', una moda que consiste en colgarse de una percha de pared en el aula subido a una silla y con un pupitre encima. Hay menores que están grabándose y subiendo a las redes sociales un vídeo llevando a cabo esta práctica, que en muchas ocasiones acaba en lesiones graves en el cuello, la espalda, los brazos y las piernas.