Coronavirus

Las residencias gallegas viven con alegría e ilusión su primer día sin restricciones

Centros de día y residencias de toda Galicia rebajan las limitaciones de la pandemia. Así ha sido el primer día de sus usuarios.

Publicidad

Son las 10 de la mañana cuando Modesto, impaciente, se acerca a la puerta de la residencia Porta do Camiño de Santiago. "Hoy es el primer día que podemos salir sin límite de horarios, aunque me vaya a sobrar tiempo", comenta a Antena 3 Galicia. Puntualidad británica, mascarilla puesta y una mañana por delante para recorrer su ciudad.

Le siguen otros usuarios del centro que no tardan en dar su primeros pasos por la calle. "Esto es la libertad, por fin", comenta Fina, como se puede ver en el vídeo. "Para mi lo mejor es que hoy voy a ir a comer con mi familia", dice Aurora al despedirse de nosotros. Hasta ahora todos ellos podían recibir visitas de solo un familiar, un par de veces por semana y con limitación horaria. Hoy todo cambia.

Actividades dentro de las residencias

También hay quien ha preferido quedarse en la residencia porque hoy también hay novedad dentro. Se reanudan las actividades grupales. "Hoy hay bingo, que me encanta", destaca Manuel. Hacía muchos meses que no se reunían todos en una sala y también que no comían juntos.

A lo largo de la pandemia se establecieron turnos para evitar el contacto masivo de los usuarios pero hoy, por primera vez, han desayunado en grupo, todos.

Los abrazos a la familia, el café con los amigos del barrio o los reencuentros con otros residentes han marcado una jornada de alegría y felicidad para un colectivo muy castigado por la Covid.