91.007833

Publicidad

Estafa

Detienen al director de una residencia de ancianos en Madrid por estafar casi 300.000 euros a sus internos

El director se ganaba la confianza de los ancianos para obtener las claves de sus cuentas bancarias y les robaba el dinero con la ayuda de una doctora, que les drogaba con elevadas dosis de insulina.

En resumen

  • Uno de los ancianos fue ingresado en un hospital con una hipoglucemia debido a las altas dosis de insulina suministradas

Este 2020 no está siendo nada bueno para las residencias de ancianos. La crisis del coronavirus ha castigado duramente a las residencias, dejando infinidad de fallecidos desde el inicio de la crisis, sin que aún se conozca el dato oficial de muertes en geriátricos.

Ahora, la Guardia Civil ha descubierto una estafa en una residencia de ancianos en Las Rozas (Madrid), donde su director llegó a sacar un total de 270.000 euros pertenecientes a once ancianos residentes en el lugar, de los cuales tres de ellos han fallecido.

El director de dicha residencia se ganaba la confianza de los ancianos para robarles el dinero que tenían en su cuenta bancaria. Además, tenía una cómplice, una doctora que les drogaba con elevadas dosis de insulina para anular su voluntad y así poder sacar el dinero de sus cuentas corrientes.

La estafa se destapó después de el hijo de uno de los ancianos se percatara de que estaban sacando dinero de la cuenta de la cuenta familiar: "El hijo, lo que nos pone en conocimiento, es que le están pasando cargos de la tarjeta de crédito de su padre, el cual había fallecido", asegura Mercedes Martín, Comandante de la Guardia Civil.

"Y lo que el director hacía era ganarse la confianza de esas personas mayores para hacerse con sus tarjetas, sus cartillas y con los números clave para poder ir extrayendo dinero", explica. Incluso, asegura la agente, uno de los ancianos tuvo que ser ingresado en un hospital con una hipoglucemia por las elevadas dosis de insulina que les proporcionaban.

Los investigadores consiguieron cancelar un traspaso de otros 122.000 euros provenientes de un fondo de pensiones de una resienta. A los detenidos se les acusa de los delitos de estafa y de lesiones. La residencia siempre ha colaborado en la investigación policial.

Publicidad