Un hombre ha tenido que ser restacato en Monterrei y una mujer en la cercana localidad de Verín debido a las fuertes lluvias caídas este lunes en la provincia de Ourense, según informa el 112 Galicia.

La Dirección Xeral de Emerxencias e Interior de la Vicepresidencia de la Xunta ha activado la alerta naranja por tormentas y lluvia en la zona de la montaña de Ourense.

Un hombre que se encontraba herido ha tenido que ser rescatado en helicóptero tras ser arrastrado por la fuerte tromba de agua caída en Monterrei.

Además, una mujer que se encontraba encamada ha tenido que ser evacuada por los servicios de emergencia después de que se anegara su vivienda en Verín. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha avisado de precipitaciones acumuladas de hasta 30 mm en una hora, según ha informado la Vicepresidencia de la Xunta en un comunicado.

El hombre contó con la ayuda de profesionales de emergencias y una pala excavadora para ponerle a salvo, ha contado que su calvario comenzó cuando el agua entró en su casa súbitamente llevándose por delante la puerta. "Me tuvieron que quitar porque entró el agua, y entró de golpe... Y arrancó la puerta y todo, y me cogió a mí dentro", ha contado a Efe este vecino de Infesta, en la comarca de Monterrei, todavía con el nerviosismo en el cuerpo por todo lo acontecido.

Otro de los afectados ha señalado que el fenómeno tormentoso con fuertes chaparrones y granizada lo pilló "en una calle", por lo que abandonó su coche y salió a la carrera para esquivar el peligro en un lugar en el que poco después se procedió a la advertencia de "Vía cortada por inundación".

Efectivos de la Guardia Civil, Bomberos, Protección Civil y vecinos se han afanado en poner a salvo a los afectados por el agua en sus propiedades, así como a los animales domésticos.

Las lluvias en el interior de Ourense provocaron una treintena de incidencias

Las intensas precipitaciones que afectaron este lunes al interior de la provincia de Ourense provocaron hasta una treintena de incidencias, según el cómputo del 112, al inundar varias zonas de la comarca de Verín y Valdeorras y obligar a evacuar de urgencia a un hombre arrastrado por la corriente y a una mujer que por una dolencia está obligada a guardar cama.