65.002500

Publicidad

Campanadas fin de año

El mantenedor del reloj de la Puerta del Sol, sobre la celebración de las campanadas: "Este año silencio total"

La pandemia del coronavirus imposibilita la celebración de las campanadas de fin de año en la Puerta del Sol de Madrid. Jesús, mantenedor del reloj, nos explica cómo serán este año.

Las restricciones sanitarias de la pandemia del coronavirus han cancelado la celebración de las campanadas de fin de año en la Puerta del Sol de Madrid. Jesús, mantenedor del reloj, nos cuenta cómo serán este año.

La expansión de la segunda ola del coronavirus y el aumento de los contagios en España ha puesto en marcha las nuevas normas anticovid de cara a las celebraciones de la Navidad 2020. Las comunidades autónomas ya han informado sobre sus restricciones de seguridad para evitar el colapso de los hospitales después de las fiestas debido a la covid-19.

La Comunidad de Madrid, cancela todos los eventos multitudinarios, y prohíbe la celebración de las campanadas de nochevieja en la Puerta del Sol. Jesús López Terradas es el encargado del reloj de la plaza y este año afirma que el trabajo será el mismo pues a pesar de no haber asistentes en la Puerta del Sol, "hay 47 millones de personas en los televisores".

Cada año, al finalizar las uvas, escuchamos el griterío de la Puerta del Sol de Madrid pero este año será diferente. "No va a haber sonido, no va a haber nada de lo que se escucha todos los años, este año silencio total", comenta Jesús.

Publicación del decreto

El pasado 5 de diciembre, el Gobierno madrileño dio a conocer el decreto en el BOCM por el que se prohibía la organización de eventos para celebrar las campanadas en la vía pública. Según el documento, serán los Ayuntamientos los encargados de evitar las aglomeraciones durante la nochevieja.

Otra de las novedades de la Navidad 2020 en plena pandemia del coronavirus será la celebración de las Cabalgatas de Reyes. La comunidad precisa varias normas sanitarias para garantizar la seguridad en este evento. Tendrán lugar en un recinto acotado, con un aforo reducido y los asistentes deberán permanecer sentados con mascarilla y la distancia de seguridad de al menos un metro y medio.

Estas normas afectan también a la representación de Belenes vivientes. Del mismo modo, la Comunidad de Madrid obliga a su realización en un lugar acotado, con público sentado y un aforo del 50% respetando la distancia de seguridad.

Publicidad