Ley 'solo sí es sí'

Reducen dos años y medio por el 'Sólo sí es sí' la pena de un hombre que violó a una discapacitada

El beneficiario ha pasado de una pena de 13 años y 8 meses de cárcel a una de 11 años y seis meses.

Los tribunales comienzan a rebajar condenas

Los tribunales comienzan a rebajar condenas Pixabay

Publicidad

Este lunes, se ha aplicado una nueva rebaja de condena, en Castilla y León, por la Ley del 'solo sí es sí'. En concreto, la Audiencia de Zamora ha reducido hasta dos años y medio la condena de una persona que violó a una discapacitada debido a la ley impulsada por el Ministerio de igualdad de Irene Montero.

Tal y como apunta la sección primera, la Ley del 'solo sí es sí' "es más benigna" y obliga a una reducción de la pena establecida de dos años y medio. De esta manera, el beneficiario ha pasado de una pena de 13 años y 8 meses de cárcel a una de 11 años y seis meses.

Nueva rebaja por la Ley de 'solo sí es sí'

En la sentencia, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha aclarado que la revisión de la condena tiene que llevarse a cabo de manera obligatoria. Asegura que "no puede ser rechazada", respondiendo así a la Fiscalía de Zamora, que consideraba que, a pesar de la modificación de los límites máximos y mínimos de las condenas por agresión sexual, la pena podría mantenerse en caso de estar entre ambos límites.

Sin embargo, ante este argumento, la Fiscalía ha respondido diciendo que, antes de la entrada en vigor de la nueva ley, el arco de penas para ese delito era de 12 a 15 años de prisión mientras que ahora es de 7 a 15, por lo que la mitad superior se establece por encima de los once años.

De esta manera, el tribunal zamorano ha señalado que la sala que ha revisado el caso "no hace uso de arbitrio alguno, ni lleva a cabo una nueva individualización de la pena", sino que aplica el principio de proporcionalidad.

Los hechos ocurrieron el 5 de diciembre de 2019. El condenado se encontraba fumando, a las puertas de un establecimiento, cuando amenazó a un joven con discapacidad física y psicológica con una navaja. Lo llevó hasta la parte trasera de un pabellón deportivo, donde llevó a cabo el crimen.

Publicidad