México ha batido el récord del bocadillo más largo con 72 metros de largo y 30 centímetros de ancho.

Los mexicanos lo llaman torta y está hecho de pan, tomate y lechuga mezclado con cientos de litros de mayonesa, mostaza o las famosas salsas picante de este país.