"Madrid: habitación muy céntrica 280 euros al mes", una verdadera 'ganga' teniendo en cuenta los precios que hay en esta época. Sin embargo, este anuncio tiene trampa.

Cuando la interesada se pone en contacto con el anunciante entonces éste le dice que el precio habitual de la habitación es de 450 euros "pero que si no tiene prejuicios en cuanto al sexo se la deja a la mitad."

Sin rodeos le explica que el precio de las habitaciones es mucho más elevado en la zona en la que se encuentra el inmueble y que el ofrecimiento es para "facilitarle el alquiler".

Esta estudiante intentó denunciar los hechos a la policía y al portal que anunciaba dicha habitación, que inmediatamente retiró el anuncio.

 

Esta no es la única oferta de este tipo, suelen llamar la atención por los precios especialmente bajos, algunas incluso especifican la frecuencia con la que hay que mantener las relaciones sexuales. Las webs retiran inmediatamente el anuncio pero no se puede denunciar como delito, si ambas partes están de acuerdo.

También te puede interesar...