Violencia de género

Rebajan casi 2 años la condena de un padre que abusó sexualmente de sus hijastras a causa del 'solo sí es sí'

Este hombre, quien abusó en repetidas ocasiones de sus hijastras, fue condenado a 13 años de prisión en un principio.

Publicidad

La ley del 'solo sí es sí' continúa rebajando penas a violadores mientras no se toma ninguna medida para solventarlo. Un padre de familia en Zamora se ha visto beneficiado por la ley respecto a uno de los dos delitos por los que fue condenado. El hombre había sido acusado de abusar sexualmente de sus hijastras durante años.

La condena de este ha sido rebajada casi 2 años, pasando de 13 años y seis meses de prisión a once años y un día. Esto se ha producido tras revisar la sentencia inicial y aplicar la nueva ley.

Otra de las polémicas relacionadas con la ley del 'solo sí es sí' ha tenido lugar en Alicante. Sin ni siquiera entrar en prisión, un hombre también ha visto su condena rebajada en casi dos años. Se trata de un exmilitar bielorruso que huyó de España tras ser condenado por intentar violar a su pareja en presencia de su hija. Por esta agresión sexual frustrada se le impuso una pena de 4 años y medio de cárcel. Ahora, esta condena se ha rebajado a 3.

Otras muchas rebajas de condenas

Antonia es víctima de violencia de género. Esta mujer de Zaragoza sufrió una gran paliza y fue de las primeras rebajas de condena que conocimos tras la aplicación de la ley del 'solo sí es sí'. Su marido le propinó una brutal paliza y después la dejó abandonada en un descampado. La Audiencia Provincial le condenó a 14 años de prisión por dos delitos pero ahora solo estará entre rejas 10 años debido a la nueva ley. Su pena por agresión sexual se ha reducido 4 años. Por fortuna, Antonia logró salvar su vida pero ahora sufre las consecuencias de la rebaja de pena de su agresor, quien saldrá antes de la cárcel.

La opinión de los expertos

Para algunos jueces, en la ley del 'solo sí es sí' no se atendió la opinión de los expertos y, por tanto, estas reducciones de pena y estas excarcelaciones podrían haberse evitado. Sin duda, un efecto no deseado.

Publicidad