Senderismo en La Palma

Reabre al público 'La Ruta de los Volcanes', el conjunto de senderos más famoso de La Palma

La Ruta de Los Volcanes vuelve a estar en funcionamiento tras ocho meses cerrada debido a la cercanía de la lava del volcán Cumbre Vieja. Ya han empezado a llegar los primeros turistas, ansiosos por descubrir los secretos de esta naturaleza abrupta de la isla de La Palma.

Publicidad

Cinco meses después de que se diera por finalizada la erupción del volcán Cumbre Vieja en la isla de La Palma, y una vez que la emergencia volcánica se ha establecido en nivel 1 con el semáforo en amarillo, las autoridades han permitido que por fin se reabra al público uno de los senderos más atractivos de la zona: La Ruta de Los Volcanes. Además, ahora presenta un aliciente extra: la cercanía de un nuevo volcán que entró en erupción hace ocho meses.

El volcán de Cumbre Vieja, que ha permanecido en actividad durante tres meses, forma parte de esta cordillera repleta de volcanes, en un espacio geográfico completamente vivo, donde la Tierra ha mostrado su furia en muchas ocasiones a lo largo de la historia.

Una dorsal llena de volcanes que duermen

Atravesando estos conos volcánicos discurre la Ruta de Los Volcanes. Se trata de una extensa red de senderos de varias decenas de kilómetros que permiten caminar entre los volcanes más antiguos de la isla. El volcán de San Juan, que entró en erupción en 1949, dejó toda la dorsal central de la isla repleta de cráteres, hoy inactivos pero impresionantes, a los que se puede acceder sin peligro. Se puede recorrer Las Deseadas, Roque Nambroque, Volcán Duraznero…hasta llegar a la Caldera de Taburiente, formando un paisaje lunático ahora de nuevo al alcance de los amantes del senderismo.

Solo varios días después de la reapertura de 'La Ruta de los Volcanes' ya han empezado a llegar los primeros turistas, ansiosos por volver a descubrir los tesoros que esconde esta zona de naturaleza abrupta.

La ruta comienza en el Refugio del Pilar, a 1.479 metros de altitud, en medio de un denso bosque de pinos que, kilómetros más adelante, se convierte en un paisaje de colores volcánicos, salpicado de conos y coladas que ofrecen unas vistas únicas y llenas de contrastes colores. Lo habitual es hacerla de norte a sur, y realizarla completa puede llevar entre cinco y siete horas. Tiene un desnivel de 1.207 metros, con una altitud mínima de 725 metros en Fuencaliente, al sur, hasta llegar a los 1.932 metros que se alcanzan en el volcán de Las Deseadas.

Según los guías especializados de la isla, es imposible determinar con exactitud el número de volcanes que jalonan esta cordillera. Son muchísimos y, dada la difícil orografía de la zona, hay algunos a los que no se puede acceder.

El camino transcurre entre los municipios de El Paso, Mazo y Fuencaliente y en su día suponía una manera de comunicar a los vecinos de ambos lados de la isla. Hoy, y tras varias erupciones, este es uno de los senderos más transitados por turistas y residentes dada la extraordinaria belleza. Aunque no debemos olvidar que se trata de un camino exigente.

Publicidad