personas con mascarilla por la calle

Publicidad

Gripe

Las razones que explican por qué no hay gripe este invierno

Los centros de salud no están registrando apenas casos de gripe en invierno, estación en la que se producen picos de esta enfermedad cada año. Los motivos están relacionados con la pandemia de coronavirus y las medidas y restricciones tomadas al respecto. La mascarilla, factor clave.

España no está registrando apenas casos de gripe en lo que va de invierno, a pesar de ser la estación en la que esta enfermedad alcanza sus mayores picos. En otros países del resto de Europa, así como en Estados Unidos, también ha sido notable este descenso. Los motivos son varios y todos están relacionados con las medidas de seguridad tomadas ante la pandemia de coronavirus.

El número de ingresos en hospital por gripe ha descendido en gran medida con respecto al año pasado por estas fechas, donde se habían producido más de 30.000 hospitalizaciones. Ahora son las cifras del coronavirus las que preocupan en todo el mundo. El confinamiento y el toque de queda establecidos en buena parte de España han limitando la movilidad y por tanto también, la probabilidad de contagios por gripe.

Además, una de las claves de este descenso de gripe es el uso de mascarilla. Es el gran cambio con respecto al año pasado. Además de protegernos tanto a nosotros mismos como a los demás de posibles contagios por coronavirus, también nos evita contagiarnos de gripe. La distancia de seguridad también influye.

A pesar del temporal de frío y la histórica nevada que nos dejó el temporal Filomena, el número de catarros también ha descendido. La reducción de la movilidad ha evitado que se produjeran aglomeraciones en las calles siendo clave en este sentido.

La pandemia de coronavirus también nos ha hecho concienciarnos de la importancia de la higiene de manos y gracias al gel hidroalcohólico, este factor también ha contribuido al descenso de gripe durante este invierno.

Publicidad